2015 se sitúa como el año de mayor crecimiento del sector de Investigación de Mercados

143

AEDEMO, Asociación Española de Estudios de Mercado, Marketing y Opinión, ANEIMO, Asociación de Empresas de Investigación de Mercados y Opinión, y ESOMAR, Sociedad Europea de Opinión e Investigación de Mercados, hacen público el avance de los datos de 2015 en el “Estudio sobre el Sector de la Investigación de Mercados 2015“, elaborado para el mercado español.

Este crecimiento del +7,2% supone un balón de oxígeno tras los duros años de la crisis, registrando así el mayor crecimiento del sector desde 2007. Se estima que la Cifra Neta de Negocio para el total del sector en 2015 ha sido de 473 millones de euros, recuperando así lo perdido en los últimos tres años. Las expectativas para 2016 son optimistas, aunque algo más moderadas después de un año excepcional. Se prevé que el crecimiento para este año ronde el 3,5-4%. Casi la mitad de las empresas (49,8%) apuestan por el crecimiento en la facturación.

Además, aunque el panorama está dominado por la investigación cuantitativa (82,5% de la facturación total), la investigación cualitativa toma un importante impulso con un incremento del +14,7%. Recupera por tanto el espacio perdido a lo largo de años anteriores y puede ser debido en parte al impacto de la aplicación de nuevas metodologías como el neuromarketing. Crece tanto el cualitativo tradicional como el online. Por su parte, la investigación adhoc pierde fuerza a favor de la investigación continua.

La recogida digital (por medios electrónicos, automáticos y online) supone más de la mitad del total de la facturación por primera vez, en concreto el 51,2%, aunque en 2015 se produce una ralentización de esta tendencia imparable.

Por último, el sector ha ampliado el número de empleados un +6,9%, en línea con su crecimiento. El 58% de los empleados son titulados universitarios, lo que determina la necesidad de talento del sector. Asimismo se siguen actualizando los equipos, con un incremento del +10,3% en dispositivos CAPI.

En un entorno de profundo cambio y de una enorme disponibilidad de datos, el sector de la investigación de mercados es fundamental para dar luz a las decisiones de los clientes, analizar las tendencias sociales, los cambios del consumidor, el análisis interno de las empresas… Es una industria que genera empleo, que exporta, que está a la vanguardia de las nuevas tecnologías y plenamente preparada para afrontar el futuro.