3 de cada 10 ciudadanos piensa que a largo plazo la crisis será algo bueno para España

35

La agencia de medios, marketing y comunicación, OMD, ha presentado en el ESNE (Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología) el informe “The Future of Spain”, que muestra cómo se ha producido una profunda transformación en la sociedad a raíz de la crisis económica. Según el estudio de OMD, esta situación ha ocasionado un cambio social, cultural y económico en la sociedad y ha motivado, al mismo tiempo, una transformación en los valores de los ciudadanos y la percepción de diferentes aspectos y hábitos diarios (consumo, perspectivas profesionales y personales, visión de la gestión de los partidos políticos y las instituciones públicas o contribución social de las grandes empresas). 

The Future of Spain” se ha elaborado a partir de un estudio elaborado durante este año 2014 a través de una metodología multidisciplinar que consta de una fase cualitativa y otra cuantitativa. Este estudio responde al reto de conectar con los ciudadanos, sus sensaciones y sus emociones tras la crisis. Es un proyecto global lanzado ya en otros 5 países (Italia, UK, LATAM, República Checa y Bélgica).

El estudio de OMD pone de manifiesto el distanciamiento entre la sociedad, las fuerzas políticas, las instituciones públicas y las grandes empresas. En este sentido, el 86% de los encuestados demanda un cambio generacional en los partidos políticos, mientras que el 80% señalan que estos no tienen en consideración sus intereses. Este alejamiento también se percibe en la opinión acerca de las entidades bancarias (el 60% de los encuestados) y las empresas públicas (61%). En este aspecto, OMD ha detectado una vez más el distanciamiento que existe entre los dirigentes de nuestro país y la voluntad de los españoles.

La crisis económica ha generado un rotundo cambio en la forma de afrontar los retos y motivaciones profesionales, así como en la percepción del concepto de trabajo. A diferencia de años atrás, tres cuartas partes de los españoles piensa que un trabajo de por vida es una cosa del pasado; el 31% reconoce que ha rebajado sus aspiraciones profesionales debido a la recesión; y el 54% de los españoles piensa que sus oportunidades no son mejores que alguien nacido 20 años antes. Las marcas blancas y las compras online se han consolidado en España. Así lo corrobora que el 58% de las personas ha comenzado a comprar marcas blancas debido a la recesión e, incluso, 3 de cada 10, seguirá consumiendo este tipo de productos al concluir la crisis económica. Respecto al comercio a través de internet, el estudio manifiesta que el 44% de los españoles se inició en la compra online por su situación económica o compra ahora más que antes de la crisis.