Análisis Call Of Duty: Ghost

81

Recibimos una de las sagas más importantes de los últimos años tanto en consola como en Pc. Sinónimo de calidad y diversión a partes iguales.

Esta versión de PS4 se nota que proviene de las consolas de la anterior generación y no aprovecha la potencia de las nuevas máquinas, pero eso no quita para que Activision haya hecho un gran trabajo subiendo la resolución a 1080, y con esto consigue que todo se mueva con mucha suavidad y los escenarios y explosiones estén a la altura.

En cuanto al sonido, comentar que nos llega como siempre, doblado a nuestro idioma con una calidad notable. Un aspecto a destacar es el sonido de las armas, mucho más contundente que en otros capitulos, muy bien en este aspecto.

El juego nos pone en la piel de unos hermanos que deben luchar, ya que su país (EEUU) ha sido invadido por una federación de países hostiles (se parece mucho su bandera a la de la Unión europea). Esto nos llevará a luchas por todo el país y por Caracas durante unas 7 horas, que es la duración de la campaña principal para un jugador.

Si por algo siempre ha destacado la saga es por su fantástico online y esta vez no iba a ser diferente. Los modos son muy parecidos a los de siempre, dominación, duelo a muerte por equipo y un largo etcétera. Lo bueno de estos decorados es que no son demasiado grandes con lo que aunque lleves poco tiempo jugando siempre podrás conseguir bastantes puntos acabando con los enemigos. Poco a poco según jugamos vamos subiendo de nivel y consiguiendo mejoras para nuestro soldado. En la modalidad online hay dos novedades como son el Extinción y Pelotón. En los anteriores Call of Duty hemos tenido un cooperativo para luchar contra zombies, en este, los cambiamos por alienígenas. Muy divertido. En cuanto al modo pelotón se basa en luchas contra bots, una forma de practicar para luego dar el salto a luchas contra humanos.

En definitiva, un juego que luce muy bien, largo por su componente online y sobre todo muy muy divertido.