Barcelona coloca camas en favor de un turismo justo y sostenible

244

Barcelona es una de las ciudades más visitadas del mundo. Millones de turistas nacionales y extranjeros descubren cada año sus monumentos, prueban su cocina tradicional, acuden a sus espectáculos y, por supuesto, se hospedan en sus alojamientos turísticos. Todo perfecto, excepto una cosa: Muchos de esos turistas se alojan en las casi 6.000 viviendas turísticas ilegales que hay en la ciudad. Un hecho que puede perjudicarles a ellos durante su estancia, pero también a los vecinos, que ven cómo sube el valor de su alquiler.

Para intentar cambiar la situación, el Ajuntament de Barcelona, con la colaboración de la agencia Doubleyou, inició el pasado mes de julio una campaña que pretendía concienciar a ambos públicos a través de un mensaje directo –Que esté en Internet no significa que sea legal- y un key visual universal: La cama. La campaña dio el pistoletazo de salida ubicando una cama en tres de los puntos más céntricos y transitados de la ciudad: la Sagrada Familia, la Catedral de Barcelona y la playa de la Barceloneta. Unas instalaciones en las que los usuarios podían informarse acerca de la situación y colaborar con la denuncia del Ajuntament utilizando el hashtag #fairtourismBCN. Asimismo, desde ahora y hasta principios de octubre, la cama estará colocada en la T1 del Aeropuerto de Barcelona, para concienciar y dar la bienvenida a quienes llegan a la ciudad.

A nivel digital, la campaña cuenta desde su inicio con la web www.fairtourism.barcelona, que utiliza la nueva extensión de dominio que vincula directamente a la ciudad con la campaña y enlaza a piezas en portales de contratación de viajes a Barcelona desde ciudades de origen. Además, se han creado diversos materiales audiovisuales y gráficos para transmitir el mensaje a través de las redes sociales del Ajuntament de Barcelona.