Campañas de verano

6154

Si alguna vez le dicen: “Come lo que te apetezca, olvídate de la operación bikini, ríe hasta que te duela, hazte una foto sin importar los likes, baila todas las canciones hasta las que no te gustan, etc.”, puedes pensar que es consecuencia de tomar demasiado el sol. O desde luego, y lo más probable, de beber un producto que anuncian desde Malibú. No queremos llegar a pensar que los jóvenes, que nos muestran en las típicas imágenes de diversión en verano, tengan las mentes tan planas, ¿o los creativos y anunciante piensan que si…?.

Llega el verano y como consecuencia la Dirección General de Tráfico nos vuelve asustar con su habitual campaña dirigida a conductores. Independientemente da la sensación de que solo utilizamos nuestro vehículo en verano y Semana Santa, que es cuando parece que nos drogamos, bebemos, ponemos la radio, etc. En este caso, una vez más utiliza testimonios reales de víctimas. Respetando su dolor, poco añaden a las anteriores y no sé si merece la pena hacer concursos y anunciar a bombo y platillo que hay nueva campaña de publicidad, excepto para que los medios se hagan eco y puedan tener espacios preferentes gratuitos dentro de los noticiarios.

A la vez sus primos de la Guardia Civil han lanzado una simpática campaña, Ten cabeza, con consejos para disfrutar de un verano más seguro. Diecisiete clips con aire desenfadado para prevenir en materia de tráfico, seguridad , incendios forestales… Quizá políticamente menos correctos pero desde un punto de vista publicitario centrado para captar la atención e informar entreteniendo, además de multiplicar así la inversión a través de redes sociales. Mucho más efectivo.

Seguimos en verano y nos encontramos con la preocupación por los kilos de más; que la ropa y la no ropa vera- niega delatan, y que para mantener la línea nos incitan a que cuidemos nuestra alimentación. Este hecho propicia multitud de campañas, que se pueden hacer sin menospreciar y demonizar a otros productos como en el caso de la campaña de Krissia; utilizamos dos famosillos (Virginia Troconis y Manuel Díaz, El Cordobés), los ponemos en una cocina haciendo una ensalada (plato muy sofisticado por cierto), y es entonces cuando Manuel vende las cualidades de la ensalada “para estar en forma”, pero comete el terrible pecado de añadir un poquito de bonito o atún. “Yo le añado algo que llene”, afirma, y claro este se lleva la bronca de su mujer que para eso son las expertas en dietas “que llene y que rellene…, mejor con Krissia”. Vamos que, ¿¿el atún engorda y los palitos no?? Lo que me extraña es que no haya existido una denuncia o protesta por las empresas conserveras y los pescadores. Creo que se podían haber vendido los palitos de pescado sin necesidad de decir que las conservas de atún o bonito engordan. La competencia bien entendida empieza por uno mismo.

La premiada Loterías y Apuestas del Estado con la llegada del verano también lanzó su campaña publicitaria del Sorteo Extraordinario de Vacaciones, con un divertido guiño humorístico al espíritu gorrón y que nos hace acordarnos de esos parientes a los que solo recurrimos para pasar nuestras vacaciones, ir a sus casa, utilizar sus barcos, etc.. Y que gracias al sorteo de la Lotería podrían cambiar las tornas. Simpático y bien resuelto.

Dixit

Firmado por: Salomón