El pasado mes de diciembre se estrenó en los Cines del Palacio de la Prensa la premiere del documental Second Chance (Segunda Oportunidad), un trabajo del director y productor Gabriel González-Andrío. Desde entonces, este trabajo sobre el modelo de reinserción en las cárceles suecas ha sido presentado en Estrasburgo y Londres. El próximo 21 de marzo se podrá ver en Bilbao durante Gizazinea 2017 en el Centro Municipal de San Francisco de Bilbao. Y el 24 de marzo se hará una proyección en la Sala Borau a las 18:00 hrs. en Cineteca (Matadero de Madrid).

El documental (de 30’ de duración y subtitulado en español) ha sido rodado en Estocolmo y en la producción y post-producción ha trabajado una red internacional de profesionales de Estocolmo, Madrid, Londres y Washington.

González-Andrío es periodista-documental. Ha desarrollado sus últimos proyectos en Asia Central, Oriente Medio y Países Nórdicos. Ha realizado diferentes colaboraciones como foto-periodista para El País, Boxing News (UK) y Rolling Stone. “Second Chance” es su ‘ópera prima’ en el mundo de los documentales y ha sido rodada en Suecia. Fue invitado en enero de estye año por el Consejo de Europa para presentar su trabajo durante la Asamblea de este organismo. El acto estuvo organizado por el Legal Affairs Committee y contó con la introducción del presidente la Asamblea Parlamentaria, Pedro Agramunt, y la participación del embajador de Suecia ante el Consejo de Europa, Torbjörn Haak.

En febrero pasado fue invitado a Netherhall House (Londres) para proyectar el documental y participar en un coloquio con jóvenes profesionales y estudiantes universitarios procedentes de varios países.

Según este director, la idea del documental surgió cuando empezaron “a leer noticias sobre la reinserción y el tratamiento de los criminales en los países nórdicos”, donde que se presta atención “especialmente a la educación”. “Mientras en Estados Unidos y en América Latina los presos no caben en las cárceles, en Suecia se cerraron cuatro centros penitenciarios entre 2011 y 2013”, contó el cineasta.

Si Suecia tiene una población carcelaria de 4.300 individuos con 10 millones de habitantes, en EEUU se acercan a los 2,5 millones de personas y 70 millones tienen antecedentes penales.

González-Andrío considera muy importante la existencia de un sistema sancionador alternativo y resalta la importancia de que los funcionarios que trabajen con las personas condenadas estén “motivados e implicados” en el ejercicio de su labor.

En estos momentos, el director de “Second Chance” se encuentra ya inmerso en nuevos proyectos documentales dentro y fuera de España.