El 56% de los españoles creen que las marcas pueden hacerles felices

147

La agencia La Despensa, en colaboración con QUID, presentó ayer el estudio y desvela que más de la mitad de los españoles (el 56%) creen que las marcas pueden hacerles felices y profundiza en los elementos generadores de  felicidad por sectores. 

El informe además revela un nuevo concepto de felicidad del 2017, mucho más real y presente en el día a día, denominado microfelicidad. Este se com- pone por la suma de pequeños momentos basados en el “aquí y ahora” y retos alcanzables en el corto-medio plazo; es decir, sueños en el marco de lo posible.

El género y la edad son también elementos importantes a la hora de la percepción de la felicidad y de cómo las marcas influyen en ella. Las mujeres tienen una mayor tendencia a sentirse felices, pero los hombres le dan más importancia a las marcas como generadoras de felicidad. Por edad, los más jóvenes se muestran más de acuerdo que los comprendidos en el rango de 35 a 55 años. 

En rasgos generales, los españoles tienden a auto-percibirse felices. La felicidad se compone de aspectos materiales (como las vacaciones o las sorpresas positivas) pero en mayor medida de los aspectos emocionales (como el cariño y afecto, la familia o la seguridad).

El estudio profundiza en diferentes sectores; Banca y Seguros, Turismo, Mundo Digital, Deporte, Moda, Automoción, Bebidas Alcohólicas y Restauración, en busca de los elementos generadores de felicidad en los mismos y las marcas que más gustan de cada sector.

Hay dos grandes elementos que aportan felicidad en las distintas categorías. Por un lado, lo económico: “no pagar comisiones”, “encontrar la mejor oferta”… destaca en el sector servicios. Y por otro lado, aspectos relacionados con la forma de vida, “comodidad”, “facilidad” o “libertad”, que se hallan principalmente en los productos  tangibles.

Aunque estos dos elementos corresponden a una parte más racional, es importante mencionar que los aspectos emocionales siguen teniendo mayores posiciones que los funcionales.