El 88% de los retailers consideran la innovación en operaciones un objetivo estratégico

278

La tecnología se perfila, cada vez más, como un medio para conseguir que las empresas consigan sus objetivos estratégicos. El comercio minorista necesita, más que nunca, subirse al carro de la tecnología para hacer frente a los cambios disruptivos que enfrenta con las capacidades que únicamente las soluciones y herramientas tecnológicas son capaces de aportar.

Esto ha repercutido en los hábitos de los consumidores y ha favorecido la convivencia de múltiples canales que han hecho que el retail esté cambiando rápidamente y se enfrente a nuevos retos a los que dar respuesta. Estos desafíos se centran en tres ejes principales: el conocimiento del cliente, la omnicanalidad y la innovación en los procesos y operaciones.

El estudio La tecnología en el punto de venta, promovido por Prodware, analiza la adopción de nuevas herramientas en el comercio físico e identifica los retos y preocupaciones del sector. En este estudio se pone de manifiesto que la innovación es un aspecto estratégico para las compañías, tanto en operaciones, el 88% de las empresas ma­nifiesta su importancia, como en productos y servicios, para el 70% de las compañías es un criterio destacable. Mejorar la experiencia para el cliente es importante para el 87% de las compañías, la internacionalización tam­bién es relevante para el 59% de las empresas y un 50% de las mismas manifiesta que operar con canales on/off line integrados es un aspecto estratégico.

Según el estudio, los retailers confían en la tecnología in store para conseguir el éxito de sus campañas (80%), evitar la rotura de stock (80%) y conseguir un alto estándar en experiencia de cliente (86%).

En la elaboración del estudio La tecnología en el punto de venta, incluido en el proyecto de Microsoft para profesionales y empresas HablemosD, han participado más de 300 compañías que facturan más de 5 millones de euros del sector retail que operan en España.