El Ayuntamiento de Alicante presenta su nueva campaña del respeto a las playas

221

Con su nueva campaña creativa, la concejalía de Medio Ambiente nos invita a evitar las “costumbres basura” en la playa.

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante, en colaboración con Ecovidrio han presentado esta mañana en rueda de prensa su nueva campaña de comunicación en relación a la protección de nuestras playas.

La campaña reclama un cambio de actitud frente a las “costumbres basura” que en verano nos llevamos a nuestras playas. Se pretende despertar una conciencia colectiva que facilite la presión social hacia actitudes más cívicas: “erradicar las costumbres basura del entorno playa no es solo una cuestión de imagen, también de salud y protección del medio ambiente”.

Las problemáticas destacadas están relacionadas con los miles de colillas depositadas en la arena, que ni siquiera las máquinas de limpieza empleadas pueden recoger eficazmente, el abandono de bolsas de plástico y latas o envases de plástico y vidrio que en muchos casos suponen un riesgo para las personas y contaminan nuestras playas. Estas “costumbres basura” se representan en la campaña por cuatro infractores-tipo: la Plantalatas, la Abracadabra, el Faquir y el Nicotino, presentes en la rueda de prensa en forma de siluetas de gran tamaño.

La campaña encontrará difusión a través de las redes sociales y la web “costumbresbasura.com” así como en papeleras, casetas y estaciones de bombeo que serán viniladas en las playas de Postiguet, San Juan, Albufera y Urbanova .

También los establecimientos turísticos cercanos a la costa se sumarán a la campaña, colaborando en una acción para evitar la proliferación de colillas en la arena, repartiendo “colilleros” portátiles en los que puede leerse “Yo no soy el Nicotino”.

Esta nueva acción para playas se enmarca dentro de la campaña “Costumbres Basura: Gracias por no caer en ellas”, que inició el Ayuntamiento y UTE Alicante el pasado mes de Marzo, con el objetivo de lograr una concienciación activa en torno a pequeños hábitos extendidos: acciones cotidianas y poco cívicas que implican un gasto extra para la ciudad de Alicante.