El Consejo de Ministros aprueba el Anteproyecto de Ley de defensa a Consumidores y Usuarios

60

El Ejecutivo establece un nuevo marco legal para los contratos a distancia, en particular en el comercio on line y en el telefónico.

El objetivo es evitar las cláusulas abusivas y mejora las garantías en determinados aspectos de venta de bienes de consumo. Se trata de reforzar la seguridad jurídica, tanto de los consumidores, como del empresario que formalizan transacciones a distancia.

 

Entre las novedades que incorpora la futura ley, la vicepresidenta ha señalado que el empresario deberá facilitar al consumidor o usuario la información precontractual de forma clara y comprensible y, al menos, en castellano. Asimismo tendrá que informar de la existencia de la garantía legal y de las condiciones del servicio postventa.

 

En el caso de que el empresario decida habilitar una línea telefónica para comunicarse con sus clientes en relación al contrato, el uso de esta línea no podrá suponer un coste superior al de la tarifa básica.

 

Los principales ejes en los que se articulan las novedades de la futura Ley son los siguientes, información; derecho de desistimiento, en cuanto a plazos y normativa para desestimar un pedido o encargo; nuevos derechos, el anteproyecto dota a los consumidores de nuevos derechos, referidos a la forma y los plazos de entrega y el riesgo de pérdida o deterioro del bien adquirido, entre otros. Con estas novedades se articula la nueva regulación de un sector en auge, regulación que supondrá un avance para salvaguardar los derechos de los consumidores y usuarios y, a la vez, resultará positivo para las empresas, pues les dota de seguridad jurídica y fomentará el consumo de bienes y servicios utilizando las nuevas tecnologías.