El deporte combate contra el bullying

291

Nace “Sport vs. Bullying”, un movimiento liderado por  el ex campeón de boxeo, entrenador y presentador Jero García para motivar a niños, víctimas de acoso escolar, a practicar deporte como vía para combatir el acoso. Está probado que, gracias a la práctica deportiva, los chicos pueden recuperar ese sentimiento de pertenencia a un equipo o a un grupo, aumentando su autoestima y su seguridad en sí mismos.

Una de las peores consecuencias del bullying es que los chicos acaben convenciéndose de que esas agresiones e insultos que padecen son lo único que les define como personas. En ese sentido, el movimiento respaldado por la Fundación Jero García envía un mensaje realmente esperanzador: el deporte hace aflorar los valores reales y ningún insulto puede ocultar la grandeza de la persona que estos jóvenes llevan dentro.

La iniciativa “Sport vs. Bulling”, apoyada por McCann Worldgroup, ha sido presentada en una velada de boxeo en el Casino Gran Madrid de Torrelodones y retransmitida por AS Televisión. En la misma tres grandes del boxeo nacional se sumaron a la iniciativa y se subieron al ring utilizando “nicks” con los insultos más habituales recibidos por los niños: Álvaro “Puto Friki” Rodríguez, Miriam “La Guarra” Gutiérrez, y Cristian “Gordo de Mierda” Vélez, como gesto de solidaridad con las víctimas, demostrando que ningún insulto puede ocultar la grandeza que llevan dentro.

Sobre su participación en la iniciativa Miriam Gutierrez comenta: “Igual que a mi el deporte me ayudó, puede ayudar a mucha gente. Esperamos que todos apoyen este movimiento,  para erradicar el problema. Y que tengan presente que aquí hay una mano, como muchas. ¡Que la agarren!”. Y a su vez Jero García concluía con un mensaje rotundo a los más jóvenes: “ante la más mínima señal de un posible acoso, se pide ayuda, porque pedir ayuda nunca es debilidad”.

La idea es que durante un tiempo, los deportistas que se sumen al movimiento incorporen a su nombre apodos con insultos reales recibidos por niños víctimas de bullying, a fin de sensibilizar y movilizar a la sociedad  contra este drama y transmitir a las víctimas que no están solos, y que es posible superarlo a través del deporte.