El Mundial ha sido el mayor fenómeno social y móvil de carácter deportivo registrado hasta la fecha

79

El Mundial de la FIFA 2014 comenzó el 12 de junio y nos ha regalado numerosas sorpresas. No cabe duda de que la fiebre del Mundial se ha contagiado por todo el mundo.

Durante la fase de grupos del Mundial, se han registrado 815 millones de interacciones en Facebook y 300 millones de tweets por parte de 200 millones de personas.

Como ya predijo PHD, el Mundial de la FIFA 2014 ha demostrado ser el mayor fenómeno social y móvil de carácter deportivo de todo el mundo: Facebook y Twitter han batido récords durante los partidos de la fase de grupos. En España, el partido clave contra Chile fue el encuentro que consiguió mayor interacción por parte de los aficionados españoles.

Visto que los aficionados se conectan permanentemente a las redes sociales para vivir el Mundial e «interactuar» en ellas, también las marcas aprovechan esta oportunidad para atraer la atención de una audiencia multitudinaria. Las redes sociales han permitido a las marcas interactuar con públicos y atraer su atención de manera específica y diferenciada.

El Mundial ha supuesto un desafío para los patrocinadores, que se han atrevido a buscar otras formas más interactivas de atraer a los aficionados, además de sus estrategias publicitarias convencionales. Hemos observado un gran número de distintos enfoques por los que las marcas están intentando llamar la atención a lo largo del Mundial. Estos enfoques incluyen, entre otros, futbolistas que actúan como embajadores de la marca, nuevas plataformas digitales, cuentas de redes sociales y contenidos multimedia dinámicos. Los patrocinadores no oficiales, menos sujetos a reglas, están intentando aprovechar nuevos canales de comercialización con el fin de aumentar la presencia de su marca a propósito del Mundial.

El Mundial también ha permitido explotar el lado más “humano” de las marcas: un acontecimiento a escala internacional como el Mundial es la plataforma perfecta para que las marcas aumenten su visibilidad y mejoren su reputación a través de programas de RSC.

Hasta ahora, los aficionados al fútbol han visto más de 1.200 millones de minutos de anuncios en YouTube relacionados con el Mundial, a pesar de ello, la televisión continúa siendo la pantalla por excelencia.