El verano es la ocasión perfecta para conectar con el cliente a través de las redes sociales

510

La llegada del verano supone (durante unas semanas) un cambio radical en nuestra forma de vida. El aumento de las horas de luz, el buen tiempo y las merecidas vacaciones predisponen a vivir más la calle, relacionarse con los demás y relajarse. La clave está en el tiempo libre y en la disposición que vamos a hacer de él. Estamos más receptivos y podemos prestarnos más atención a nosotros mismos, lo que lleva (por lo general) a un aumento generalizado en el consumo. Obviamente, el periodo de rebajas de verano resulta fundamental para el aumento en el gasto.

Según un reciente estudio de Tiendeo, la mayor inversión de los españoles en estos meses de calor se dedicará a la ropa y el calzado (65%), seguido de cerca por los productos de supermercado (63%) y en tercer lugar, ya más alejado, por el hogar (31%). Los gastos en electrónica se sitúan en séptimo lugar con un 11%.

En cuanto a las fuentes que se consultan antes de realizar las compras en verano, en primer lugar se sitúan de manera destacada los catálogos y folletos digitales (85%). Los folletos en papel son usados por casi un 60% de los españoles. En tercer y cuarto lugar, respectivamente, se sitúan las consultas en buscadores (28%) y las apps o webs de las marcas (27%).

Lo cierto es que a las redes sociales les gusta el verano. Según el estudio de IAB, en esta época del año de dobla la publicación de fotografías. En Facebook, las mujeres llegan a compartir casi un 25% más de contenido que los hombres. Esta, junto a Instagram y Twitter, son las redes más usadas por los usuarios. En cambio, el uso de LinkedIn cae de manera notable.

“Aunque las empresas bajen su actividad durante estas semanas, no deberían permitirse hacer lo mismo con su presencia en las redes sociales”, advierte Eduardo Esparza, Country Manager de Webloyalty. Y añade: “Ya que es una oportunidad perfecta para conectar con los clientes en el momento en que más dispuestos están a consumir, prescribir o guardar un grato recuerdo de marcas y productos”.

Debido a las especiales características del verano, la estrategia de contenidos en redes debe adaptarse a esta realidad. Si queremos tener éxito, no podemos seguir haciendo lo mismo que venimos realizando a lo largo del año.