En 2016 se descargaron 147 mil millones de apps a nivel mundial

207

En la actualidad, el dispositivo móvil se está posicionando como una de las principales vías de compra online. De acuerdo con la aplicación dedicada al a investigación del mercado de telefonía móvil, App Annie, el 31% de las ventas del sector retail, durante el año pasado, se registraron a través de smartphones. Estas cifras se explican si echamos un vistazo a la gran cantidad de aplicaciones móviles que existen para facilitar el proceso de compra a los usuarios.

Según un informe del Observatorio Cetelem, entre 2014 y 2016 el porcentaje de personas que compran por internet en España, al menos una vez al mes, se incrementó en un 20%, llegando al 67%. Sin embargo, todavía hay muchos usuarios que se cuestionan la seguridad de comprar a través de las apps y les provoca incertidumbre el momento de realizar el pago. 

eMMa, la empresa española especializada en inteligencia mobile, destacó en su último estudio sobre penetración y uso de las apps, que los usuarios de smartphones, de edades comprendidas entre 16 y 55 años, tienen una media de 13 aplicaciones en sus dispositivos. Sin embargo, la mitad de estas apps acaba siendo eliminada. Otro informe publicado por App Annie apunta que, en 2021, la descarga de aplicaciones móviles podría alcanzar unos ingresos de 139 mil millones de dólares. En este informe también se destaca que el 57% del tiempo consumido en medios digitales tiene lugar en el universo de las apps.

Este relativamente nuevo tipo de comercio electrónico cuenta con una serie de ventajas y desventajas de cara al usuario con respecto a comercio electrónico tradicional. Desde Webloyalty destacan las siguientes ventajas:

  • La sencillez de uso de las apps agiliza y facilita aún más las transacciones y operaciones de compraventa.
  • Muchos comercios potencian el uso de sus apps mediante la oferta de productos específicos y promociones especiales
  • Mejoran la experiencia de usuario gracias a la posibilidad de utilizar la funcionalidad total del móvil (por ejemplo: cámara, GPS, etc.).

Y como desventajas a la hora de realizar transacciones a través de apps destacan las siguientes:

  • Permanecer en la app durante un periodo de tiempo extenso, puede comprometer el consumo de datos móviles.
  • Aún sigue habiendo muchas personas que desconfían de las compras online, a pesar de que la compra a través de apps es segura.
  • El espacio en smartphones es limitado y algunos usuarios son cada vez más reticentes a descargar nuevas apps. Así lo pone de manifiesto el último informe de ComScore, afirmando que el 51% de los usuarios no tiene la costumbre de descargar nuevas aplicaciones a lo largo de un mes y solo un 5% descarga ocho aplicaciones o más.