Eurona y Huawei refuerzan su alianza con el primer servicio de fibra virtual para los hogares en zonas no urbanas

66

En concreto, las dos compañías han implementado la tecnología 8×8, que dobla la velocidad de las conexiones actuales en estas zonas no urbanas, e incluso la multiplica por cuatro, y todo ello más allá de la fibra óptica. Porque la particular orografía de España hace que llevar la fibra a determinados puntos no sea posible, ni rentable para los grandes operadores. De ahí que Eurona y Huawei hayan hecho esta apuesta decidida por cubrir las necesidades de conectividad de los habitantes de estas localidades con la fibra virtual, una tecnología vía radio pensada especialmente para este tipo de entornos situados fuera de los principales núcleos de población de España, aunque perfectamente adaptable también a las grandes ciudades.

Este servicio no requiere instalación y, por tanto, tampoco permanencia, de modo que los usuarios pueden contratarlo en la modalidad prepago sin ningún tipo de contrato de duración determinada. Además, al disponer de la banda licenciada de 3,5GHz de Eurona, la fibra virtual no tiene límite de datos, ya que esta red de propiedad de Eurona está totalmente dedicada al acceso a Internet, de forma que tampoco se producen cortes ni interrupciones en las conexiones.

Con esta operación, Eurona continúa con su objetivo de extender el modelo de conectividad inmediata, veloz y sin interferencias a aquellas localidades con acceso nulo o de mala calidad a Internet, con la idea de garantizar a todos los ciudadanos el derecho universal de acceso a la Red. Un derecho que todavía no pueden ejercer en plenitud el 5% de la población española, lo que supone alrededor de 2,5 millones de usuarios, los cuales no tienen un acceso real a Internet, lo que limita su vida en muchas facetas.