Freixenet convierte en estrellas a los ciudadanos de la calle

122

“Brindo por la crisis porque si no fuera por ella no saldría en el anuncio de Navidad de Freixenet”. Ése es el testimonio de una de las 15 estrellas de la calle que toman el relevo en el glamuroso spot, por primera vez en sus cuatro décadas de historia, a astros como Paul Newman o Liza Minnelli.

Se llaman Alex Sisó, Isaac Berrocal, Laia Gil, Javier González, Josep M. Bosch, Pascual Martínez, Marc Calvet, David Heredia, Albert Gironés, Javier López, David Mora, Sergui Guix, Daniel Fernández, Ángel Hidalgo y Carmelo González, y son los autores de los brindis grabados en vídeo que al director del anuncio, el cineasta Bigas Luna, le han parecido mejores de los presentados a un concurso, según informa EFE.

Luna, acompañado del presidente de Freixenet, Josep Lluis Bonet, y del presidente de la agencia de publicidad JWT, Jordi Palomar, ha presentado en el Museo del Traje el anuncio que han protagonizado hasta ahora, entre otros, Gene Kelly, Christopher Reeve, Shirley McLaine, Shakira, Sharon Stone, Pierce Brosnan, Gwyneth Paltrow, Meg Ryan o Anthony Quinn.

Son siete anuncios diferentes, que se emiten a partir del 2 de diciembre en televisión, en los que hay “mucho equilibrio, porque van de la risa al llanto, y con tanta fuerza como un parto en directo, algo histórico. Estoy encantado y muy contento con el resultado”.

Entre los 15, Luna ha desvelado, además, el nombre del ganador de una beca de 20.000 euros para desarrollar un proyecto cinematográfico: Javier González, un artista “multidisciplinar”, que “se lo ha currado mucho” con su historia del “astronauta imperfecto” Volandino que brinda “por no dejar de jugar nunca” en estos momentos de crisis.

Los protagonistas de esos vídeos no son, en la mayoría de los casos, las personas que los firman sino quienes los concursantes consideraban que se merecían ese brindis: un enfermo de alzheimer, un niño con síndrome de Down o un parapléjico pero también un rapero o una “burbuja” doméstica.

Se trata, ha dicho Bigas Luna, de brindar por lo que de verdad importa, con una evidente intención emotiva, sentimental y nostálgica, pero también humorística, alegre y esperanzada.