Generación Z, un nuevo modelo de colaboración y convivencia dentro de la empresa

49

Los jóvenes nacidos entre 1994 y 2009 se definen por su espíritu emprendedor y preferencia por entornos laborales flexibles que faciliten la conciliación y favorezcan su creatividad.

Atrevia, consultora global de comunicación, ha organizado el Foro Atrevia Personas bajo el título “Generación Z: los nuevos colaboradores y su convivencia con otras generaciones” en el que se han analizado las claves para definir y analizar a la Generación Z, la cohorte de jóvenes nacidos entre 1994 y 2009 que conforma un nuevo arquetipo de colaborador en el entorno empresarial.

El Foro ha contado con la participación de Isabel Lara, vicepresidenta de Atrevia, e Iñaki Ortega, profesor y director de Deusto Business School en Madrid, quienes nos han hablado de cómo gestionar el talento de estos nuevos colaboradores. Atrevia, junto a Deusto Business School, ha publicado recientemente el informe Generación Z: El último salto generacional. En él se definen las características diferenciadores de la nueva Generación Z, un nuevo modelo de trabajador, consumidor y ciudadano que marcará el futuro inmediato de compañías y, también, de la sociedad en su conjunto.

Entre las preocupaciones de los Jóvenes Z se encuentran no disponer de un empleo acorde a su personalidad, no tener oportunidades de crecimiento profesional o no alcanzar las metas en su carrera. Además, su preferencia por la autonomía dentro del entorno laboral, que ha llevado a muchos millennials a optar por ser emprendedores antes incluso de tener su primer trabajo, se mantiene en quienes están llamados a recoger su testigo: Un 55% de los 50.000 adolescentes encuestados por Universum en 45 países manifestó interés en lanzar una startup. En España el porcentaje baja hasta el 39%, pero no deja de ser muy relevante.

Entre las conclusiones del informe Generación Z: El último salto generacional cabe destacar que los miembros de la Generación Z se caracterizan por ser autodidactas y creativos, pertenecen a la primera generación que ha incorporado Internet en las fases más tempranas de su aprendizaje y socialización. Además, su personalidad ha sido conformada dentro de una sociedad líquida, diversa y en crisis.

La Generación Z se define por su gran capacidad de trabajar en red, con culturas diferentes y en puestos relacionados con la creatividad y la innovación. Otra de las conclusiones que extrae el informe es que los profesionales más valiosos del futuro no serán los que estén ultraespecializados en un campo concreto, sino los que sean polímatas y puedan hibridar conocimientos de ámbitos diferentes.

Muy relacionado con las oportunidades que brindan los entornos colaborativos digitales se encuentra la gig economy, de la que las nuevas generaciones van a ser protagonistas. Esta manifestación refleja el paso de una economía donde el trabajo era estable, por cuenta ajena y para un solo empleador, a otra en la que éste tiende a ser temporal, autónomo y para varios empleadores a lo largo de la trayectoria profesional. La Generación Z se vinculará más a proyectos, por lo que en el futuro se generará una gran red de trabajos autónomos que, enlazados entre sí, permitirán acometer, iniciativas de gran alcance.