iProspect apoya a las únicas participantes femeninas españolas de la Copa de Robótica de Francia

186

Si ahora nos preguntasen cuántos robots nos rodean seguro que decimos que ninguno. Y responderíamos eso porque ya están tan integrados en nuestras vidas que no nos damos cuenta de su presencia. Lo que no ha sido tan normal hasta hace relativamente poco en nuestro país es el apoyo y fomento que se está dando desde los colegios a las nuevas tecnologías. Las nuevas generaciones ya sueñan con dar vida a sus pequeños robots y algunos ya lo han hecho realidad. Este es el caso de seis alumnas de 4º de la ESO del colegio Unión Cristiana de Saint Chaumond, a quienes iProspect patrocina y quienes hasta el día 28 de mayo van a demostrar sus habilidades en el mundo de la robótica en la Copa Robótica de Francia para lo que han creado un robot desde cero.

Las adolescentes destacan, además de por su destreza en robótica y por liderar un proyecto tan relevante que les ha supuesto todo un reto personal, por el valor de ser el único equipo femenino que participa en el certamen; llevando por bandera el papel de las mujeres en los ámbitos de la ciencia y la tecnología, a sus apenas quince años. Ellas participan en el torneo para formar parte activa de un movimiento tecnológico y, sobre todo, para tener una visión real sobre cómo trabajan los ingenieros y expertos en robótica, profesionales de telecomunicaciones e informáticos especializados en este campo. No quieren rivalizar, aspiran a vivir una experiencia profesional de la disciplina que ahora tanto les inspira 

Desde iProspect, Luis Esteban, CEO de la compañía en España, afirma: “Nos sentimos orgullosos de apoyarlas y con ello tener la oportunidad de dar visibilidad a uno de los principios de nuestro ideario de apoyo a las mujeres. No dudamos de la notoriedad de la iniciativa y confiamos en que siembren precedentes”. Además, ha destacado que “cuando nos mostraron a su Apolo Blue en acción, lo tuvimos claro. Este equipo sin igual tiene los ojos bien abiertos de cara al #TomorrowThink y no podemos estar más satisfechos de que su admirable robot porte nuestro estandarte”.

La Copa de Robótica de Francia es un concurso que se presenta como un desafío lúdico, científico y técnico en el campo de la robótica amateur. Cada año, el certamen tiene una temática y, si el año pasado fue la playa, éste trata sobre la Luna y en este ámbito han debido inspirarse las participantes. Apolo Blue, que así se llama el robot fabricado a partir de piezas de juguete –con un nombre propio que hace referencia al famoso Proyecto Apolo y el adjetivo azul, que sirve de apellido, al color del uniforme del colegio– simula ser un autómata que debe realizar una serie de actividades en la superficie lunar, como recoger módulos o bolas y acumular una serie de puntos a lo largo de su recorrido, desde la salida hasta la base.