La audiencia mundial de la prensa escrita ha aumentado un 4,2% desde 2007

473

Los datos corresponden al informe Tendencias mundiales de la prensa de la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA)

La mayoría de esa audiencia, 2.500 millones de personas corresponde a periódicos impresos, mientras que las versiones digitales de la prensa cuentan ya con una audiencia mundial de 600 millones de personas. Ese dato representa a más lectores que el cómputo total de usuarios de internet.

“Nuestra industria es más fuerte de lo que muchos imaginan”, ha señalado este lunes el presidente de WAN-IFRA, Larry Kilman, durante la presentación del estudio en el congreso mundial de la asociación que ha reunido a editores de todo el mundo. “El problema no es la audiencia. Tenemos audiencia. El reto es encontrar modelos de negocio rentables en la era digital“, ha añadido.

De hecho, la audiencia mundial de los periódicos ha aumentado un 4,2% desde 2007. También ha crecido la circulación de periódicos de pago impresos, un 1,1% en todo el mundo entre 2010 y 2011, aunque con diferencias entre regiones. Mientras aumenta en Asia (un 3,5%) y Oriente Medio (4,8%), cae en Europa (un 3,4%), América del Norte (4,3%) y Latinoamérica (3,3%).

En correlación con esta caída de la circulación en algunos países, los ingresos publicitarios han descendido de manera global en prensa escrita un 40,6% desde 2007 sin que de momento haya podido ser reemplazados por ingresos en los medios digitales. Según el estudio, esta diferencia de ingresos publicitarios en el papel en comparación con los medios digitales está relacionado con las diferencias en la lectura que los usuarios hacen de ambos medios.

Así, los lectores pasan menos tiempo y visitan menos páginas en los digitales de lo que hacen en papel. Por ello, para la asociación el reto está en tratar de intensificar el consumo que los lectores hacen de los periódicos en internet.

En total, la industria de la prensa mueve en todo el mundo unos 158.765 millones de euros al año, de los cuales 60.332 millones de euros corresponden a los ingresos por publicidad.