La inversión publicitaria vuelve a crecer un 4,3% en el segundo trimestre 2014

32

Una parte del crecimiento publicitario es de carácter coyuntural debido a algunos acontecimientos puntuales. La mejora del cuadro macroeconómico del primer trimestre situaba al mercado publicitario hasta el mes de mayo en una tasa de crecimiento cercana al 1%. Estos acontecimientos, unidos al mantenimiento de la mejora de la economía han provocado que el aumento de la inversión publicitaria del segundo trimestre sea del 4,3%. 

En todos los medios aumenta la ocupación publicitaria, con la excepción de prensa y los dominicales. Así mismo, aumenta la inversión media por marca aunque no crece el número de marcas activas. Respecto a la televisión e Internet desciende el número de marcas activas aunque en el resto de medios aumenta. Televisión e Internet aumentan su participación de mercado. En contraposición, Prensa, revistas y dominicales pierden participación.

El PIB creció un 0,37% en el primer trimestre de 2014. Es el resultado de un descenso de las exportaciones en términos reales y de un incremento de las importaciones impulsadas por el crecimiento de la demanda nacional. Este esquema de aportaciones al crecimiento supone una inversión del patrón habitual desde el inicio de la crisis, consistente en una aportación negativa de la demanda nacional y positiva del sector exterior.

El consumo privado creció un 1,7%, en ascenso por cuarto trimestre consecutivo. Este crecimiento viene dado fundamentalmente por el comportamiento alcista del consumo de bienes duraderos. Los indicadores disponibles del segundo trimestre apuntan a una continuación de la tendencia ascendente de esta variable.

Especialmente favorable es la evolución del índice de confianza del consumidor, que se encuentra en niveles de 2001, y de la cartera de pedidos de bienes de consumo. Las matriculaciones de automóviles también siguen creciendo de forma intensa, influidas por los incentivos del Gobierno.

Por otra parte, la continua mejoría de las condiciones financieras experimentada durante la primera mitad de este año, que se ha reflejado en la reducción de la rentabilidad de la deuda pública hasta mínimos históricos y en la disminución de la prima de riesgo, se ha intensificado tras las medidas

adoptadas por el Banco Central Europeo. El resultado será una mayor

facilidad de acceso a financiación y, sobre todo, una reducción de los tipos de interés a largo plazo del crédito a empresas y hogares, que además se van a mantener reducidos durante un periodo de tiempo muy prolongado. Esto favorecerá notablemente el proceso de recuperación de la economía española, tanto por la vía del estímulo a la inversión como de la reducción de la carga financiera de la deuda de empresas, hogares y AA.PP.

Teniendo en cuenta las tendencias recientes y el entorno exterior y financiero, la previsión de crecimiento del PIB para 2014 ha sido revisada al alza en dos décimas porcentuales, hasta el 1,4%.

El consumo privado crecerá un 1,7% en 2014, apoyado en el incremento de la renta disponible de los hogares, que en 2014 presentará un modesto ascenso por primera vez desde 2009 gracias al aumento del empleo y de las rentas no salariales y a la reducción de los pagos por intereses de la deuda. Este

crecimiento de la renta será algo inferior al del consumo, lo que supone que la tasa de ahorro descenderá hasta mínimos históricos, por debajo del 10% de la renta disponible.