La lotería nunca toca

224

Cuando fantaseamos sobre qué haríamos si ganásemos mucho dinero con los premios de un sorteo, comenzamos a pedir imposibles e incluso a decir cosas de las que al momento nos arrepentimos, pero lo hacemos porque creemos que es solo una fantasía, que nunca nos va tocar. El problema viene cuando jugamos a un sorteo como el de Navidad de la ONCE, que reparte tantos premios, que las opciones de ganar son elevadas y alguno podría tocarnos. Y es entonces cuando nos damos cuenta de que quizás hay que tener cuidado con lo que se pide, porque en ocasiones nuestro deseo se cumple.

Sra. Rushmore acaba de lanzar la nueva campaña de Navidad de la ONCE, con la realización de un spot en el que una abuela, que iba a regalar cupones a todos los miembros de la familia se arrepiente al oír que en los planes de sus hijos, hijas y demás familiares ella no entra. El anuncio se ha hecho en formatos de 30″, 20″ y 10″ y se emitirá en televisión.