La Neverita lanza la campaña ‘VisitElche’ para promocionar a Elche

162

VisitElche lanza La Neverita, una acción de comunicación en colaboración con la chef Susi Díaz para potenciar dos de los mayores atractivos turísticos ilicitanos: sus playas y su gastronomía, a través de recetas con Estrella Michelin para consumir en tupper.

Con el objetivo de promocionar la temporada estival, el Ayuntamiento de Elche, a través de VisitElche presenta La Neverita, una campaña de comunicación llevada a cabo por la agencia Utopicum que reivindica las playas de Elche, galardonadas recientemente con 5 Banderas azules por la FEE (Fundación Europea de Educación Ambiental), como un gran restaurante de primer nivel donde degustar lo mejor de su gastronomía a través de originales recetas, pensadas para consumir en tupper e ideadas por la chef ilicitana con una Estrella Michelin y dos Soles Repsol, Susi Díaz.

La campaña al completo se puede visitar en www.laneverita.es y cuenta con cuatro videorecetas playeras para que cualquiera pueda elaborar los platos en casa, un minidocumental narrado por Susi Díaz y un concurso a través de #laneveritaelche para la receta de playa más innovadora que suban los usuarios de Instagram. “Elche tiene dos de los placeres más llamativos para el turista en verano: unas muy buenas playas y una excelente gastronomía, y en vez de realizar dos campañas, las hemos unido en una.” concluye Víctor Izquierdo, creativo de Utopicum, “Detectamos un insight muy potente como es la poca innovación en la comida que nos llevamos a la playa y lo usamos como vehículo para promocionar estos dos atractivos turísticos”.

La Neverita hace un guiño a la tradicional nevera de color azul que se utiliza para mantener la comida en buen estado al llevarla a la playa. Tratando de evitar alimentos o ingredientes que puedan verse perjudicados por el calor, el transporte hasta la playa o el tiempo hasta su consumición, en estas recetas se puede encontrar desde un salpicón hecho con marisco de bahía hasta unos mejillones en salsa mediterránea sobre cama de patatas, que trata de reinventar el clásico bocado de mejillón en escabeche sobre patata frita de bolsa. El menú se completa con una caballa en escabeche y encurtidos de la zona, y un postre elaborado con crema con cítricos ilicitanos y fruta.