La producción de Marketing de Contenidos sigue creciendo

267

Llevamos mucho tiempo hablando del marketing de contenidos; sin embargo, y a pesar de algunos profesionales escépticos, el Marketing de Contenidos es hoy una realidad y no una moda o tendencia pasajera. Javier Tapia, Digital & Innovation Manager de OMD desgrana las claves a tener en cuenta para trabajar los contenidos.

javier-tapia

El Content Marketing representa una disciplina consolidada en España y las marcas la incorporan confiados en sus estrategias de marketing. Las reglas del juego han cambiado: la vieja forma de vender, ya no vende. Los consumidores están saturados de publicidad y de banners intrusivos que les intentan vender sin tener en cuenta sus intereses y sus gustos resultando una comunicación no efectiva.

El marketing de contenidos se centra en las personas con el claro objetivo de “agradar para retener” construyendo relaciones a largo plazo de las marcas con los consumidores. Marcas, medios, agencias y players han entendido este nuevo modelo. Tanto es así que la producción de marketing de contenidos creció un 60% en 2016 respecto a 2015 ( fuente: Genwords) y todo indica que lo seguirá haciendo a una velocidad imparable.

La guerra ha comenzado y los grandes operadores luchan por el liderazgo de la audiencia a través de la producción propia de contenidos. Movistar, Netflix, HBO y Amazon Video se disputan el trono de los contenidos ante un consumidor cada vez más exigente, ávido de contenidos de calidad y que decide cuándo y dónde quiere consumirlos. Nos enfrentamos por tanto ante un mercado muy exigente, y cambiante que obliga a poner el foco en el consumidor como centro de la estrategia. Las claves se encuentran: 

  • El contenido debe ser personalizado: el usuario está desbordado de información y mensajes, solo un contenido único y personal podrá captar la atención de nuestro target. Ello implica un gran conocimiento de los mismos: el éxito de Netflix, HBO, Movistar y Amazon radica precisamente en el conocimiento y tratamiento de su Big data. Por citar un ejemplo, Netflix hizo 10 trailers diferentes del trailer de House of Cards, cada una dirigida hacia los diferentes públicos y en base a su comportamiento.
  • Visual: “si tienes que decir algo, dilo con imágenes”. Una correcta utilización de imágenes aumentara los niveles de engagement de los usuarios. Una persona recuerda el 80 % de lo que ve frente al texto. Además, un contenido visual tendrá más probabilidades de ser compartido a través de las redes sociales. Esta es precisamente la estrategia de gigantes como Snapchat e Instagram, que utilizan la imagen como modelo de su negocio.
  • Formato Vídeo: el contenido en formato vídeo seguirá siendo la gran apuesta en la generación de contenidos. Los gifs y los formatos cortos seguirán siendo los líderes. El último estudio realizado por CISCO afirma que en 2017 el uso del vídeo online será el responsable del 69% del tráfico en Internet. Es por ello que plataformas como Youtube y redes sociales como Instagram, Facebook, Pinterest o Twitter, han modificado la forma de compartir sus contenidos adaptándose al vídeo.
  • Optimizado y accesible: el smartphone es ya el principal dispositivo de acceso a Internet. Un mismo contenido no es válido para diferentes canales; debemos adaptar el contenido a los diferentes dispositivos/canales teniendo en cuenta el formato y la forma de consumo por parte del usuario.