Los españoles son fieles a las marcas según los datos de AIMC

50

Los resultados del último estudio AIMC Marcas relativos al consumo y actitudes de los españoles en productos y servicios de belleza, aseo y salud pone de manifiesto que los españoles siguen cuidando su aspecto pese a la crisis, gastan menos en este tipo de productos, escogen establecimientos que les proporcionen un mayor ahorro y confían más en las marcas que en las recomendaciones de los dependientes. 

El interés por la imagen y el aspecto físico se recoge también en el último estudio AIMC Marcas con una variadísima  documentación sobre los hábitos de compra y comportamientos de hombres y mujeres. Bajo el principio general de que “la Belleza” para los españoles en su mayoría consiste en “estar natural” y “bien con uno mismo y los demás”, entre los resultados obtenidos gracias a una amplísima muestra de más de 10.000 entrevistas, destacan datos tan significativas como que para más del 60% “es importante mantener un aspecto joven”, e incluso un 7% afirma que se “gasta mucho dinero en productos de aseo personal y cosmética” con el fin de “ser natural” y “estar bien”.

El estudio revela también significativas diferencias entre el comportamiento de hombres y mujeres, tanto en su actitud respecto al cuidado por su propia imagen como en las conductas de compra que realizan en su vida cotidiana. En este sentido, aunque los españoles manifiestan su preocupación por su aspecto, el gasto mensual en cosméticos es más alto en mujeres que en hombres. Más del 50% de ellas afirma gastarse al mes “no más de 20 euros” en productos cosméticos, a diferencia de ellos, entre los que más del 40% señala “no gastarse más de 5 euros al mes”.

Sin embargo, sea por la crisis económica actual o por cambios en las tendencias de moda, parece que las mujeres invierten menos en productos de maquillaje, ya que según el estudio el consumo de algunos productos ha descendido alrededor de un 10% en los últimos años (barras de labios y colorete).

El cuidado de la imagen, estar en forma y activo y, en definitiva, parecer atractivo o tener un buen aspecto son preocupaciones mayoritarias mencionadas por más de dos tercios de los encuestados. Pero, si bien ambos sexos le confieren una similar importancia a “estar en forma” y “activo” (77% en ambos casos), las mujeres le dan bastante más relevancia que los hombres al cuidado de su aspecto o imagen (77% vs. 67%) y a parecer atractivas (72% vs. 60%). Aunque un 40,3% de la población asegura hacer todo lo posible para mantener la línea, llama la atención que sólo el 5% afirma llevar una dieta estricta.

La situación económica actual ha provocado un freno en el consumo de productos de cuidado personal y cosmética. Tanto es así que el número de personas que considera gastar mucho o bastante ha pasado del 33% en 2007 al 22% en 2011.

Sólo el 12% de los encuestados admite que “no puede resistirse a los perfumes caros”, y tan solo un 3,6% de la población invirtió más de 30€ al mes en la compra de productos cosméticos en 2011, siendo las mujeres seis veces más que los hombres.

La calidad es un elemento clave en la compra de productos de aseo y cuidado personal, de acuerdo con lo que afirman el 52% de las mujeres y el 45% de los hombres.

Cuando la marca de un producto les genera buenos resultados, tienden a utilizar otros productos de esta marca, tal y como opinan el 41,1% de los hombres y el 51,4% de las mujeres.

Un tercio de los encuestados afirma que no compraría productos que hubieran sido testados en animales, lo que es un reflejo de una percepción bastante extendida en la sociedad sobre el posible maltrato a los animales en el ámbito de la cosmética.

Los españoles tienden a utilizar productos de una misma marca si obtienen buenos resultados, de acuerdo con lo que responde el 41,1% de los hombres y el 51,4% de las mujeres.

El 67,4% de la población asegura escoger sus propios productos de tratamiento, aseo y belleza. En el caso de las mujeres esta opción es seleccionada por el 81,9%.

Un 30,1% de los españoles asegura que utiliza lo primero que encuentra en casa. Esta cifra es mayor en el caso de los hombres, que representan el 40%, frente al 22,3% de las mujeres.

Un 31,4% de los entrevistados confía más “en lo que le diga el dependiente” que en la propia marca de fabricante.

Los productos para la higiene personal lideran la lista de la compra de artículos de droguería con la pasta de dientes y gel de baño en las primeras posiciones (un 95% en ambos casos). Les siguen la pista los desodorantes con un 87%. Los blanqueadores dentales ocupan la última posición en nuestra lista de imprescindibles en el cuarto de baño con un 4,2%.

En nuestra rutina diaria de aseo personal hemos incorporado además otro tipo de productos, como los artículos de higiene y cuidado para los pies, que han pasado de ser utilizados por el 23,3% en 2003 al 30,7% en 2011.

Casi la mitad de los encuestados reconoce que se encuentran buenos artículos de belleza, aseo y salud en todo tipo de tiendas.

Quizás por este motivo los españoles miraron con lupa el bolsillo en 2011 y se decantaron por el supermercado (35,5%) y el hipermercado (30,3%) como lugares de compra, en detrimento de las perfumerías y droguerías independientes. Esta era la opción preferida en 2003 (31%) para la compra de estos productos, cayendo al tercer lugar en 2011 con un 22,6%.

Tampoco es desdeñable el 16,6% de mujeres que acudió el pasado año a tiendas de marca, tipo Body Shop, Yves Rocher o Bottega Verde.