Los hombres prefieren la calidad y las marcas y las mujeres la tendencia y las rebajas

57

No hay término medio a la hora de que los españoles expresen sus opiniones acerca de la moda: o les resulta totalmente indiferente o la consideran la mejor manera de expresar su identidad. Así lo reflejan los resultados del último estudio AIMC Marcas, donde además se recogen las principales conclusiones acerca de cuáles son las predilecciones de los españoles hacia este tipo de productos, el canal de venta, el tipo de prenda o qué es lo que les hace decidirse a la hora de adquirir uno u otro.   

El estudio AIMC Marcas desvela los hábitos de los españoles al adquirir artículos de moda y calzado. Los hombres se ocupan cada vez más de realizar sus propias compras de moda. Las prendas que más han incrementado sus ventas entre las mujeres son los blazers y las que más descienden, los trajes de chaqueta. El 30% de los encuestados utiliza internet para informarse sobre tendencias y productos de moda, calzado y complementos. Aunque los hombres también utilizan internet para consultar sobre moda, son las mujeres las que más compran a través de la red.

El AIMC Marcas es un estudio elaborado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) desde 2003 y que basa sus resultados en más de 10.000 entrevistas válidas. El estudio ofrece datos de cuáles son los hábitos de vida y las actitudes de los españoles frente al consumo, tanto en general como ante determinadas marcas y productos.

En la actitud que los españoles muestran hacia la moda, hay dos posturas claramente diferenciadas: aquellos que afirman que la moda les es indiferente (42,0%), frente al 35,6% que aseguran que la moda es una manera de expresarse. Esta última opinión se ha forjado con el trascurrir del tiempo, ya que en 2004 sólo el 19,3% de los entrevistados se decantaban por esta opción, en comparación con el 35,6%.

Estas diferencias también se pueden observar teniendo en cuenta un criterio geográfico: mientras que los navarros (57,9%), cántabros (53,2%) y riojanos (52,2%) son los que mayor indiferencia muestran hacia las tendencias de moda los extremeños (44%), murcianos (42%) y asturianos (39%) son los que en mayor porcentaje afirman que las prendas de vestir les ayudan a expresarse.

A la hora de adquirir artículos de moda, las motivaciones varían en función del sexo: mientras que para las mujeres es importante la moda o las ofertas y/o rebajas, los hombres tienen más en cuenta la calidad o que la prenda sea de marca. De manera global, y sin hacer distinciones por sexo, el precio, en un 71,5% de los casos, también es un factor determinante. Otros condicionantes que también son tenidos en cuenta por los consumidores son la comodidad (57,9%) o que la prenda no necesite unos cuidados especiales (13,0%).

Los datos del AIMC Marcas reflejan un descenso en las compras realizadas por mujeres para sí mismas, tanto en lo que se refiere a calzado como a prendas de moda. Un 73% de las mujeres encuestadas afirman haber realizado alguna compra de calzado en 2013, lo que supone un descenso del 5,3% comparado con las cifras de 2012. Los datos son muy similares en cuanto a compras de artículos de moda: un 75,7% afirma que ha adquirido alguno de estos productos, lo que es inferior al 76,3% del año anterior.

Al igual que ocurre con las mujeres, los hombres también registran un descenso en los datos de calzado que compran para sí mismos. Durante 2013, el 50,8% de los hombres adquirieron al menos un par de zapatos, lo que significa un descenso de 2,3 puntos comparado con 2012. Sin embargo, en lo que atañe a las compras de ropa, hay un ascenso de casi un punto (del 57% en 2012 al 57,8% en 2013).

Los datos del AIMC Marcas muestran que los hombres cada vez se preocupan más por comprarse ropa para ellos mismos: aunque al 38,9% de los hombres todavía les siguen comprando la ropa, esta cifra es un 15,6% inferior a la que se registraba en el año 2003.

Cada vez gastamos menos en artículos de moda, o al menos esa es la percepción que tienen los consumidores. Mientras que en 2004 un 11,6% de los encuestados reconocía que gastaba mucho en ropa, esta cifra desciende al 8,2% en 2013. En los dos últimos años, además se observa una caída en los datos de fidelidad a las marcas que más nos gustan (un 36,4% en 2013 frente al 39,8% en 2011) y en la compra de prendas de marcas reconocidas (un 13% en 2013 frente al 15,7% en 2012).

Los datos registrados en el estudio AIMC Marcas desmontan uno de los grandes mitos de los consumidores de moda: les encanta salir de tiendas. Sólo el 28,6% de los encuestados lo reconoce así. Esta diferencia se agranda si comparamos los datos de hombres (13,9%) con los de las mujeres (42,4%) y si los evaluamos en función de las edades: a partir de los 35 años este porcentaje desciende drásticamente, del 41,1% de los encuestados entre 25 y 34 años al 28,3% de los encuestados de edades comprendidas entre los 35 y los 44 años.