Nespresso homenaje a los caficultores en su última campaña

325

Nespresso ha lanzado su nueva campaña de marca integrada: Un homenaje a los caficultores que hacen posibles sus excepcionales cafés, signo de identidad de Nespresso. Mediante esta campaña, la marca invita a todos los amantes del café a descubrir las conmovedoras historias personales que tienen lugar en los países de origen, fruto de las firmes decisiones de negocio que Nespresso ha tomado a lo largo de sus más de 30 años de actividad.

La nueva campaña de publicidad, de carácter internacional, incluirá entre sus piezas un spot de televisión de 60 segundos, además de piezas digitales, gráficas para medios impresos y soportes de publicidad exterior. Asimismo, se han creado cuatro vídeos testimoniales para el entorno online y un content hub para compartir las historias personales de los caficultores que hacen posible que el excepcional café de Nespresso llegue a nuestros hogares.
Jaime de la Rica, director de Marketing de Nespresso España, explica: “La sostenibilidad siempre ha sido un valor intrínseco a la compañía, por tanto, hemos querido utilizar este nuevo enfoque para la campaña con el fin de poder dar a conocer a nuestros clientes y Socios del Club Nespresso lo que hay detrás del café que disfrutan cada día. Todas las historias de esta campaña muestran cómo nuestras decisiones para encontrar y cultivar el café de la mejor calidad pueden llegar a tener consecuencias excepcionales para los agricultores. A fin de cuentas, estamos convencidos la calidad no es fruto del azar, sino que lo que somos es consecuencia de nuestras decisiones”.

Y es que la búsqueda del café de la más alta calidad ha llevado a Nespresso a tomar una serie de decisiones, como la creación del Programa AAA Sustainable Quality™ de Nespresso. Con este programa, creado en 2003, la marca trabaja directamente con los caficultores para crear prácticas de cultivo de café sostenibles que aumenten la calidad, la productividad y la longevidad de las plantaciones, así como para mejorar sus condiciones laborales y personales en los países de origen del café.

La nueva campaña, rodada durante cuatro días en la localidad colombiana de Jardín y dirigida por los italianos Davide Mardegan y Clemente De Muro (CRIC), se centra en una decisión concreta que tomó Nespresso: La creación de una central de beneficio comunitario junto con la cooperativa local, a la que todos los caficultores podrían llevar sus granos de café para procesarlos de forma más cualitativa. A pesar de que se creó para conservar la elevada calidad del café de la región, finalmente consiguió mucho más que eso. Los caficultores fueron capaces de generar más ingresos al vender un café de calidad superior, además de ahorrar un tiempo valiosísimo. Durante la época de la cosecha, los caficultores pueden ahorrarse hasta cinco horas de trabajo al día; tiempo y energía que pueden reinvertir en sus familias, comunidades y aficiones personales.