Papel versus redes sociales

284

Debido al gran éxito que tuvo el I Foro Social Media celebrado el 20 de Abril 2017, La Publicidad ha reservado un espacio, llamado #40díasDeSocialMedia, donde los mejores profesionales de la materia muestran su punto de vista sobre las novedades del sector. Por ello, Enrique Aguirre de Cárcer, Director Comunicación en Mercedes-Benz España, comparte con nosotros sus opiniones sobre las RRSS.

Es muy difícil poner una fecha de nacimiento a lo que denominamos redes sociales. Hubo varios intentos a finales de los 90, pero no es hasta mediados de la primera década del siglo XXI cuando se vislumbra con la llegada de Twitter y Facebook que las redes sociales van a cambiar drásticamente la comunicación.

Hasta entonces la comunicación tradicional era básicamente unidireccional: el receptor no podía trasladar su opinión al medio de comunicación de forma inmediata. No existía la inmediatez; en consecuencia, no existía la forma de hacerse oír al menos que fuera vía uno de los medios de comunicación tradicionales. La llegada de las redes sociales está trastocando nuestras vidas. Cualquier noticia puede ser comentada de forma inmediata a través de las redes sociales; y nadie ni nada nos impide que nuestras opiniones sean expresadas de forma libre. Hemos pasado de ser simples escuchantes a poder participar en la noticia.

mercedes benz logoSi trasladamos estos cambios de roles a la prensa especializada del motor, parece evidente que han de tener una consecuencia en la forma del negocio de la comunicación o al menos en su forma de tratar la noticia. Si bien es cierto que entre las grandes ventajas de las redes sociales se encuentran la inmediatez de comunicar una noticia y las posibilidades que ofrecen para la interacción, su mayor inconveniente son su limitación de extensión. Parece, pues, obvio pensar que a raíz de esta clara diferenciación ambas comunicaciones deban especializarse: las redes sociales serán más eficientes si tan solo lanzan los titulares de las noticias y el papel sea la herramienta para el desarrollo y el análisis crítico de la noticia. Y este nuevo escenario se percibe ya en el periodismo especializado en motor: las principales revistas refuerzan sus artículos en papel con breves anuncios en redes sociales animando al seguidor a hacerse con la revista para recibir una información detallada y crítica. En vez de considerar las redes sociales como un competidor, las grandes editoriales están potenciando su presencia en redes sociales. Es previsible que las revistas sigan su senda y cada vez busquen una mayor especialización, pero sobre todo, una mayor diferenciación con sus redes sociales: deberán ser capaces de buscar una forma de comunicación que difícilmente tenga cabida en las redes sociales.