Midas, la cadena especialista en el mantenimiento integral del automóvil, acaba de lanzar al mercado su nuevo sistema de conectividad. A través de la aplicación móvil de Midas Connect, la compañía anima a sus clientes a usar este revolucionario sistema, que permite la conectividad en el coche para cualquier tipo de vehículo, independientemente de la gama.

Midas ha contado con la agencia Proximity para desarrollar la campaña de lanzamiento de esta aplicación que, por ejemplo, proporciona la geolocalización y velocidad exacta del coche, avisos sobre mantenimiento o incidencias que pueda sufrir el vehículo.

Dicha campaña se apoya en el site www.sentimosnohaberlosacadoantes.com, donde se reflejan situaciones de algunos conductores que, aunque parezcan increíbles, son reales y se podían haber evitado con un  coche conectado. Entre estos problemas destacan, por ejemplo, despistes y descuidos reales de personas que creen que han perdido el coche, cuando en realidad lo tenían aparcado en otro lugar.

La aplicación Midas Connect, disponible para iOS y Android, es compatible con más de 85% de los coches fabricados después de 2002, permitiendo así la democratización de la conectividad del coche.

Para dar a conocer y apoyar este nuevo sistema, Midas llevará a cabo una campaña en medios convencionales centrada en emisoras de radio, así como una digital, con banners y acciones especiales en redes sociales, que está disponible desde el viernes 17 de marzo . Concretamente en estos perfiles sociales, la compañía va a buscar a los protagonistas de algunas de las noticias más curiosas de los medios en los últimos meses: el niño que cogió el coche de sus padres para ir a ver a sus abuelos, el dueño del coche averiado que provocó el paro de la Cabalgata de Reyes en Valencia, o la señora de Ibiza que denunció el robo de su vehículo cuando fue la propia policía la que lo desplazó para pintar una zona azul y fue arrastrado por una riada hasta un pueblo vecino.  Una vez localizados estos protagonistas, les instalará Midas Connect, para que nunca vuelvan a sufrir estos sorprendentes problemas.