Debido al gran éxito que tuvo el I Foro Social Media celebrado el 20 de Abril 2017, La Publicidad ha reservado un espacio, llamado #40díasDeSocialMedia, donde los mejores profesionales de la materia muestran su punto de vista sobre las novedades del sector. Por ello,  Elsa Poveda Calvo, Social Media Manager en Arena Media, nos habla sobre Redes Sociales.

arenamediaPor todos es sabido que uno de los principales pilares del éxito de la economía china es copiar los productos de las grandes marcas. Eso es lo que ha colocado al país como la segunda potencia económica mundial.

Si a los chinos les funciona, ¿por qué no seguir su modelo en redes sociales?. Eso debió de pensar Mark Zuckerberg cuando vio que la generación Z le daba la espalda. Los adolescentes no querían estar donde estaban sus padres. Por ello, Snapchat se posicionó como su mejor vía de escapatoria. ¿Qué mejor lugar para relacionarse con sus amigos que una app fantasma en la que los contenidos desaparecen pasados unos segundos o 24 horas en el caso de contenidos públicos?.

En 2012 se produjo el lanzamiento oficial de Snapchat, pero no fue hasta 2014 cuando se introdujeron las populares historias. El éxito de ese formato fue abrumador y la red social finalizó 2016 con 158 millones de usuarios, pero frenando su ritmo de crecimiento. ¿Por qué?

Nadie esperaba que Instagram lanzará sus propias stories, una clara copia del formato de Snapchat: vídeos de 10 segundos que desaparecían en un día y que evolucionaron incorporando nuevas funciones hasta superar a su competencia. En pocos meses, Instagram alcanzó los 150 millones de usuarios activos en stories, y 600 millones de perfiles.

El “aquí y ahora” es una de las tendencias más fuertes este año en redes sociales. El ecosistema ha cambiado hacia un contexto en el que los contenidos que caducan y son en directo son los que más se valoran porque no son tan manipulables por las marcas o por los influencers.

El usuario es consciente de que las redes sociales se benefician con su información personal y a cambio demanda la posibilidad de controlar qué comparte y qué no, su privacidad y dónde van a parar los contenidos que genera. Por ello, se encuentran más a gusto en las plataformas que abogan por lo efímero, por contenidos que no te comprometen para siempre. Según el Observatorio de Redes Sociales de 2016 de Arena Media y The Cocktail Analysis, el postureo se debilita en las redes sociales en pro de la naturalidad, quieren contenidos sin filtros, sin maquillajes. El usuario prefiere seguir a gente real y no perfecta. Y el mejor formato para transmitir realidad es el vídeo, y más en concreto, el vídeo en directo.

Ahí residió el bombazo de Snapchat entre los jóvenes, y así ha sido como Zuckerberg lo ha copiado en Whatsapp, Facebook e Instagram. Poco le importa que nadie lo use en las dos primeras, Instagram ha adelantado por la derecha a su objetivo ampliando además el target hasta los 40 o 45 años. Convirtiéndose así en una mina de oro.

En China copiar es lo normal, forma parte de lo que son, de su cultura. Tanto es así que cuentan con una palabra en mandarín para referirse a los productos copiados, baratos y con un toque de ingenio chino: shanzai.