Silent Hill Downpour

77

Plataformas: PS3 y Xbox 360

El nombre de Silent Hill siempre ha sido sinónimo de terror, desde que apareciera su primera parte en 1999 la franquicia, producida por Konami, se ha ganado un lugar preferente dentro de los “survival horror”, en lucha directa con “Resident Evil” Silent Hill siempre ha tenido un toque más personal y psicológico que le otorgaba unas cualidades innatas y nunca vistas dentro del género.

La llegada de la actual generación de consolas no le sentó tan bien a la franquicia como se esperaba, es hora de ver si Downpour es el título que todos los fans esperan.

En esta ocasión nos pondremos en la piel de Murphy Pendleton, un presidiario que tras un accidente terminará encerrado en el atípico pueblo de Silent Hill.

El juego sigue una estructura de aventura gráfica aunque se ha desarrollado ampliamente el componente de acción, también tendremos la posibilidad de tener decisiones morales que pueden afectar al desarrollo de la historia y que terminaran por influir en cuál de los cuatro finales concluiremos.

Gráficamente cumple en todas las facetas, pero no sorprende y no está carente de algunos fallos técnicos que emborronan el acabado final, el diseño tanto de personajes como de escenarios también resulta un poco lineal y no transmite la genialidad del pasado.

La mayor novedad la encontramos en la jugabilidad con un acertado uso de la lluvia, su intensidad estará relacionada con nuestros enemigos, también será muy claro el contraste entre los dos mundos, en el mundo “real” la acción será más pausada, nada que ver con lo frenético de ese mundo paralelo tan conocido por los seguidores de la saga. Vuelve a destacar por encima de todo los puzzles, con la dificultad justa y con un diseño que nos recuerda a un glorioso pasado.

El sonido, al igual que los gráficos, cumple sin más, quizás se eche en falta una mayor presencia musical.

Downpour tenía una misión, volver a los orígenes sin olvidar todo lo que se ha evolucionado hasta nuestros días, podemos concluir que lo consigue, que todos los seguidores de la saga deberían tenerlo, que volveremos a disfrutar de esa atmósfera tan particular que tanto nos atrapa, solo algunos fallos técnicos y el diseño un tanto aburrido ensombrecen el resultado final.