¿Son los podcasts los nuevos mejores amigos de las marcas?

106

Debido al gran éxito que tuvo el I Foro Social Media celebrado el 20 de Abril 2017, La Publicidad ha reservado un espacio, llamado #40díasDeSocialMedia, donde los mejores profesionales de la materia muestran su punto de vista sobre las novedades del sector. Por ello, Arnau Vidal, director Creativo de Hill+Knowlton Strategies España, nos habla sobre la relación entre los podcasts y las marcas. 

El contenido es el rey. Bill Gates acuño esta popular frase en 1996 y 11 años después parece que todos los que nos que nos dedicamos la comunicación tenemos asumido que invertir en contenido de calidad contribuye a construir relaciones más sólidas y eficaces con nuestras audiencias. Pero mientras la mayor parte de los recursos se destinan al editorial, visual o – sobre todo – el vídeo, muchas marcas están pasando por alto la oportunidad de explorar un formato alternativo: el audio.

Los podcasts no son nada nuevo – aparecieron a principios de la década pasada, pero en los últimos dos años han protagonizado un renacimiento debido, principalmente, a la penetración de los smartphones y al gran éxito comercial de títulos como “Serial” o “This American Life”. Según Activate, en 2016 la audiencia de los podcasts alcanzó un record histórico de 57 millones de oyentes mensuales.

logo hillY parece que esto no va a quedarse aquí. Algunos expertos apuntan que, a medida que la tecnología evolucione, nuestra relación con el sonido lo hará también. En una entrevista para Spotify, el profesor David Toop declaraba que “pasaremos de ser una sociedad visio-céntrica a una mucho más centrada en el sonido y la escucha, en la que la pantallas serán sustituidas por el audio”.

Intimidad + alcance

Escuchar contenido de audio es una experiencia inmersiva e íntima – algo parecido a mantener una conversación con un amigo. Y todavía mejor: la mayoría de las personas (79%) lo consume en lugares en los que no es posible tener acceso a contenido visual, principalmente en el coche. Y con una previsión de 380 millones de automóviles conectados circulando en 2021, supone una oportunidad única.

Adaptabilidad

Los branded podcasts pueden ser tan diversos como las marcas que los crean. Por ejemplo, “The Message” de General Electric es una serie ficcional de 8 episodios que incorpora los últimos desarrollos de la compañía en materia de ciencia y tecnología en el argumento. Por otro lado, “Top of the Morning” de UBS son piezas diarias de 10 minutos en los que expertos y analistas repasan los temas más relevantes en materia de finanzas y economía.

Un escenario prometedor              

Las nuevas tecnologías también apuestan por el audio. Se calcula que este año se adquirirán 24,5 millones de dispositivos voice-first como Alexa (Amazon) o Google Home – un crecimiento exponencial teniendo en cuenta que en 2016 las ventas fueron de 6,5 millones. Estos productos están redefiniendo la manera en la que nos relacionamos con el audio en el hogar.

Sin embargo, muchas marcas todavía se resisten a subirse al tren de los podcasts. ¿El motivo?: la medición. Las métricas se reducen a suscriptores y descargas, pero es muy difícil llegar a conocer el tiempo de escucha.

De todos modos, para todas aquellas que deseen conectar con su audiencia de una forma más íntima a través historias interesantes, la única excusa que logra imponerse es el simple miedo a lo desconocido.