Debido al gran éxito que tuvo el I Foro Social Media celebrado el 20 de Abril 2017, La Publicidad ha reservado un espacio, llamado #40díasDeSocialMedia, donde los mejores profesionales de la materia muestran su punto de vista sobre las novedades del sector. Por ello, Raúl Olmos,  Director de Servicios al Cliente de FullSIX, nos habla sobre Social Media.

logo FullSIXLlevamos más de 10 años conviviendo con el Social Media tanto en nuestra faceta más personal como en nuestra vida profesional intentando integrarlo en nuestras estrategias de marketing. Un tiempo marcado por dos fuertes impulsos, por una parte nuestra animadversión natural a quedarnos atrás y dejar pasar el tren del futuro y, por otra parte, nuestro instinto de protección nos ha obligado a realizar muchas pruebas y experimentos para comprobar fehacientemente que somos capaces de alcanzar nuestro público objetivo, que los mensajes son adecuados para el medio y muchas otras cuestiones que nos preocupan en cada inversión.

Nuestros fundamentos como profesionales del marketing nos han empujado a ir al encuentro de nuestros clientes. Nuestra audiencia ha realizado un cambio importante en sus hábitos cotidianos y nosotros les hemos perseguido para impactarles y convencerles de las bondades de nuestras marcas.

Nada nuevo en un mundo siempre evolucionando del marketing. No parece un cambio de paradigma en nuestros modelos teóricos. Sin embargo, distintas variables han entrado en juego y no siempre nos hemos sentido cómodos. Es un medio basado en los contenidos y la interacción entre las personas. Algunas personas crean mensajes. Muchos otros construyen sobre el mismo, otros opinan, otros amplifican. Es un comportamiento natural del medio que se realiza a una velocidad sorprendente. Según está acabando un evento deportivo (o mientras estás sucediendo) se están generando memes que circulan a una velocidad de vértigo.

En estos primeros años, hemos intentado que el papel de las marcas dentro del Social Media se realizase de forma “natural”, incorporándose a la conversación con el tono propio de la comunidad. Poniendo la marca al mismo nivel de los usuarios. La conversación comienza. Las críticas se gestionan de forma procedimental y todo parece estar bajo control. Todas las marcas se comportan de una forma “social”, con un tono mucho más relajado, más cercano y, en muchas ocasiones, hasta divertidas. Ofrecen su mejor cara. Se esfuerzan por amplificar sus mensajes: sus mejores precios, sus mejores ofertas, sus mejores concursos, etc.

La gran mayoría de marcas, en su aproximación al Social Media, pretendían contentar a la audiencia con este mismo mensaje tan uniforme. Existiendo tantas marcas con personalidades tan marcadas como distintas, resultaba difícil de entender un mensaje tan poco auténtico.

Sin darnos cuenta, hemos llegado a un momento de madurez mucho más interesante. Nos hemos dejado de mucho tecnicismos que poco aportaban en las discusiones. Algunas marcas por fin han apostado de forma decidida, cuando probablemente debieron estar desde hace mucho tiempo. Algunas marcas han rebajado su perfil o se han concentrado en lo que de verdad aporta valor al consumidor o lo han posicionado como simple canal de comunicación, otros como canal de conversación. Muchas ya tienen claro su papel y comienzan a tener claro la rentabilidad que le puede sacar.  El verdadero juego acaba de empezar.