¿Cómo se elabora un buen buyer persona?

326

Debido al gran éxito que tuvo el I Foro Social Media celebrado el 20 de Abril 2017, La Publicidad ha reservado un espacio, llamado #40díasDeSocialMedia, donde los mejores profesionales de la materia muestran su punto de vista sobre las novedades del sector. Por ello, Alejandra Gutiérrez Serrano, Consultora Social Media Optimization de MAKE Digital Marketing, nos habla de la elaboración de un buyer persona.

El desarrollo de las buyer personas es una de las claves para definir nuestra estrategia de marketing online, y en este caso, en la estrategia de redes sociales. Construir una base sólida sobre la que trabajar, nos ayudará a que luego no se derrumben todas las acciones y objetivos propuestos para la estrategia de marketing del cliente.

Este término se usa para designar a un ente ficticio para representar a los diferentes segmentos de clientes a los que nos queremos dirigir. Para explicarlo de manera más clara, consiste en ponerle nombre, personalidad, características, motivaciones a algo que antes simplemente era un segmento de la población.

make digital marketingGracias a las buyer personas podemos tener una idea más clara de lo que quiere el cliente y cómo podemos conectar con él y conseguir que convierta. Así, lo que el equipo se imagina en su mente de manera subjetiva, queda más claro y concreto para saber exactamente las necesidades y el tipo de contenido que hay que crear.

Antes de nada, deberás ponerle nombre a cada perfil, un negocio puede tener diferentes buyer personas, por ejemplo, un supermercado se dirige a jóvenes, parejas, con hijos, sin hijos, solteros, personas mayores, etc. Despué debes completar la información demográfica como el sexo, la edad, la renta, la localización y la clase social.

El trabajo y el nivel de experiencia profesional es un tema que da lugar a preguntas como: ¿Cuál es su trabajo? ¿Qué cargo tiene? ¿Cómo ha sido su carrera laboral? ¿Tiene familia o hijos?. Esto da lugar a la descripción de cómo es un día normal de su vida, qué responsabilidades tiene, que herramientas usa, a qué retos se enfrenta en su día a día…

Retos y motivaciones es una cuestión muy importante en la definición de un buyer persona, ya que eso es lo que le diferencia de un target. El buyer persona define necesidades. Lo que nos lleva al siguiente punto: qué es lo que más valora y cuáles son sus objetivos.

Para crear contenido de valor para el usuario, también debemos definir dónde busca información, cómo consume contenidos, en qué canales, qué temáticas le interesan más, cuánto tiempo dedica a consumir contenido y quién y qué les influye.

El siguiente punto se trata de descubrir qué tipo de experiencia busca cuando investiga nuestros productos o servicios y, para finalizar, qué pegas u objeciones encuentra con respecto a nuestro producto o servicio.

Una vez que tengas esa información, narra una historia que le defina y que le de personalidad. No olvides entrevistar a clientes o antiguos clientes (satisfechos o no) y potenciales. Aunque tengas mucha empatía y seas capaz de ponerte en los zapatos de tus clientes, hay muchos datos que descubrirás si hablas con gente real que ha consumido o consumirá lo que tu cliente le puede ofrecer.