Expediente Warren: The Conjuring

94

Hace un par de años, James Wan(“Saw”) llegaba tarde y despeinado disculpándose con una sonrisa ante cientos de personas en el Festival de Cine de Sitges. Aquel día presentaba “Insidious”, y no solo se ganó la simpatía del público con su espontaneidad y una buena historia paranormal. Hasta la fecha, el de Malasia ha sido capaz de mejorar este género superándose a sí mismo como realizador. 

“Expediente Warren: The Conjuring” relata los hechos reales de los Perron, una familia que se muda a una casa en Rhode Island donde comienzan a suceder fenómenos paranormales. Asustados, piden ayuda al matrimonio Warren, expertos parapsicólogos de renombre que tendrán que enfrentarse a algo desconocido y aterrador.

El argumento recuerda a “Insidious”, a “Sinister”. El director reune muchos elementos: una casa encantada, una familia atormentada, e incluso una muñeca tenebrosa que recuerda al muñeco de “Saw” o al de “Silencio desde el mal”, para crear un espectáculo digno de fuegos artificiales.

No solo el guión es muy acertado (presenta alguna que otra sorpresa, mantiene la tensión y consigue hacer saltar al espectador de su asiento en más de una ocasión), las notables interpretaciones de sus protagonistas (destacando a Lili Taylor) proporcionan a la historia un toque de realismo necesario para los más incrédulos. Amén de los efectos especiales, logrados y protagonistas del colofón final de la fiesta tenebrosa de James Wan.

PD: Para ir abriendo boca y calentar motores, los interesados pueden visitar Las Casas de los horrores del cine de los últimos tiempos

Más información en Red Carpet Online