Ford y Toyota unidas para acelerar un estándar de aplicaciones de smartphone para vehículos

127

Ford Motor Company y Toyota Motor Company van a formar el consorcioSmartDeviceLink, una organización sin ánimo de lucro que trabajará para gestionar una plataforma de software de código abierto con el objetivo de ofrecer a los consumidores más opciones sobre cómo conectan y controlan sus aplicaciones de smartphone en carretera. Mazda Motor Corporation, el Grupo PSA, Fuji Heavy Industries Ltd.

(FHI) y Suzuki Motor Corporation, son las primeras empresas del sector de la automoción en formar parte del consorcio. Elektrobit, Luxoft y Xevo se unen en calidad de proveedores. Harman, Panasonic, Pioneer y QNX han firmado declaraciones de intenciones para participar. SmartDeviceLink ofrece a los usuarios acceso fácil a aplicaciones de smartphone mediante el uso de comandos de voz sencillos y pantallas en el interior del vehículo. Adoptar una plataforma de código abierto ofrece a los fabricantes y proveedores un estándar uniforme en el que integrar aplicaciones. Los desarrolladores se benefician de ello porque se pueden centrar en crear la mejor experiencia para usuarios al integrar una solución común para todos los fabricantes de automóviles participantes.

“Potenciar la innovación es el principal motivo por el que Ford se ha decidido a crear SmartDeviceLink y este consorcio es un gran paso hacia ese objetivo”, cuenta Doug VanDagens, Director Global de Vehículo y Servicios Conectados de Ford y consejero del consorcio.

Shigeki Tomoyama, Presidente de la Compañía Conectada de Toyota ha añadido que “la conectividad entre smartphones y el interfaz del vehículo es uno de los servicios conectados más importantes. Al utilizar SmartDeviceLink, podemos ofrecer este servicio a nuestros usuarios de manera segura. Estamos emocionados por poder colaborar con tantos fabricantes de automóviles y proveedores que comparten nuestra visión”.