La AIMC comprueba una precisión del 94% para la segmentación de campañas publicitarias

217

La irrupción del big data en casi todos los sectores y actividades económicas requiere que los datos sean lo más veraces posibles para que resulten verdaderamente útiles. Una utilidad que en el caso del data de zeotap, la compañía tecnológica que agrega datos reales y segmentados de los usuarios procedentes del big data empresarial bajo una misma plataforma, se ha verificado recientemente, pues la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) ha realizado una auditoría que ha certificado su calidad. De este modo, zeotap se convierte en el primer proveedor de datos verificados por un organismo independiente de referencia, como es la AIMC, que con este análisis garantiza la veracidad de los datos de los usuarios procedentes de los grandes operadores de telecomunicaciones y otros grupos empresariales, los cuales zeotap pone a disposición de las agencias de medios, marcas y anunciantes y soportes para impactar en el público al que realmente les interesa llegar en sus campañas de publicidad digital y móvil. Además, en el caso de los soportes, la veracidad de los datos constituye una importante herramienta de marketing.

Para pasar por el filtro de la AIMC, los datos de zeotap, fueron contrastados por la organización– para asegurar que hay una persona real detrás de ellos-, en relación a los  tres atributos de sexo, edad y localización geográfica, que son los que más manejan las marcas para crear sus mensajes publicitarios e impactar en la audiencia en función a ellos. La AIMC ha determinado que en la combinación de sexo y edad la coincidencia es cercana al 80%, mientras que en la variable de localización geográfica asciende hasta el 94%.

Un porcentaje que no es baladí para el mundo de la publicidad, y menos en el entorno actual, en el que las campañas son cada vez más segmentadas y personalizadas, con el objetivo de llegar a un target muy concreto. De hecho, un informe de comScore, el medidor oficial de audiencias en el mercado digital, revela que en España solo el 43% de los anuncios digitales impactan en su público objetivo. ¿Esto que quiere decir? Que más de la mitad de los impactos se pierden.

Con el data de zeotap ese margen de error se reduce considerablemente. De hecho, según la monitorización realizada por la AIMC, en el grupo de los millennials, los datos de zeotap arrojan una coincidencia seis veces mayor que el promedio del mercado. Por ejemplo, solo en el grupo de mujeres de 18 a 24 años, la data tiene una coincidencia cercana al 90%, mientras que comScore señala que durante el primer trimestre de este año los anuncios en Europa solo alcanzaron al 21% de ese target concreto. En el caso de los varones de entre 25 y 34 años, la certeza de la data de zeotap es del 81%, mientras que la publicidad solo impacta en el 33% de ellos.

Así, el big data de zeotap permite que se produzca un match casi perfecto entre anunciantes y público objetivo, algo fundamental en algunos sectores como la automoción o el gran consumo donde, por ejemplo, para las marcas de bebidas alcohólicas es crucial asegurarse de que sus anuncios son visualizados solo por mayores de edad.

Con esta auditoría, zeotap da un paso más allá en su apuesta por la transparencia en el entorno digital y móvil, donde hoy en día existen dos déficits muy importantes por cubrir pues a la escasez de un volumen de datos suficiente para que las campañas publicitarias sean efectivas, se añade la baja fiabilidad de los pocos datos que se manejan. Unas carencias que los datos de zeotap puede solucionar, más aún tras la auditoría realizada por la AIMC, para la que este estudio también supone un salto cualitativo, ya que es su entrada en el sector del big data, situándose así en línea con la innovación digital y el entorno mobile en el que cada vez más se mueven el sector de los medios y la publicidad.

Este trabajo conjunto es fundamental, además, porque sobre el ecosistema digital y móvil sigue pesando una sombra de duda por lo poco dado que ha sido hasta ahora a la transparencia completa, debido a la fuerte competencia que hay entre las empresas que operan en este entorno. No obstante, zeotap quiere desmarcarse y abrir una nueva vía en la que el big data sea riguroso, transparente y de garantía. Todo ello con la máxima seguridad y protección del big data que maneja.