La experiencia de marca Homedulgence de Jameson

71

El Brand Ambassador del whiskey irlandés Jameson acoge en su Embajada a cientos de invitados posicionando la marca entre el público más innovador

A partir de un proceso de diagnóstico desarrollado por el área de investigación de la agencia, y coincidiendo con un tiempo de recesión económica que contribuye al consumo de ocio con amigos en el hogar, surge la creación de Jameson Place que contó con la hospitalidad del Embajador de la marca como anfitrión. En esta Embajada inusual se han dado cita más de 2.300 personas en grupos de diez amigos, que disfrutaron de una cata especial de diferentes tipologías de whiskey y del espacio creado por Jameson, en compañía de Neil, su Brand Ambassador originario de Irlanda.

Situada en pleno barrio de Malasaña, la Embajada se puso a disposición de los invitados que escogían la fecha de su encuentro en la web www.jamesonplace.es, para compartir con sus amigos esta experiencia en un entorno distendido, conocer los secretos de Jameson, y divertirse en este espacio de diseño donde los elementos vintage han convivido entre juegos de mesa de toda la vida, un futbolín, un Scalextric y una máquina Arcade, entre otras propuestas.

En palabras de Raquel Alonso Movilla, Brand Manager de Jameson en España: “Los resultados de la acción han sido muy satisfactorios. Creemos que éste es el camino; una forma diferente de conectar con nuestros consumidores, construyendo experiencias sostenidas en una sólida estrategia como punto de partida”.

En palabras de Mila Valcárcel, socia directora de Método Helmer: “Jameson confió en esta propuesta a partir del concepto Homedulgence, fenómeno que ha surgido en estos tiempos de turbulencia económica que están haciendo de las noches en casa una necesidad para muchos consumidores, pero lo están haciendo en sus propios términos, procurándose un entretenimiento fruto de la mezcla de internet con fiestas gastronómicas y con el intercambio de nuevas experiencias con sus amigos. Esto es lo que en Método Helmer llamamos quedarse en casa con estilo o Homedulgence”.