La publicidad podría ser la tabla de salvación para RTVE

48

La Asociación Española de Anunciantes ha enviado un comunicado ante la noticia de que el Consejo de Ministros del pasado 30 de diciembre redujo el presupuesto de RTVE en 200 millones de euros. Ante esta situación, la aea (Asociación Española de Anunciantes) propone, una vez más,el retorno razonado y no saturador de la publicidad a TVE

Según el comunicado, todo esto contribuiría a solucionar el nuevo problema de financiación de la corporación y representaría la salvación de una televisión vital para el ciudadano que, de otra forma, se vería abocada con el tiempo a su desaparición y paliar la continua pérdida de competencia en el medio televisión tras la fusión Telecinco/Cuatro y la anunciada integración de la Sexta con Antena 3. En agosto de 2009 se aprobó una Ley de Financiación para RTVE que eliminaba casi en su totalidad la publicidad. Desde el primer momento el Proyecto de dicha Ley, que se presentó de manera sorpresiva, fue rechazado por la práctica totalidad de la industria publicitaria que junto con los consumidores, fabricantes, etc., elaboraron una plataforma que expresaba su frontal rechazo a dicha supresión.

Desde la Asociación Española de Anunciantes, lo que les pareció más injusto de la eliminación de la publicidad en TVE fue la estigmatización de la misma, ya que retirándola de TVE se daba la impresión de que era mala para la sociedad precisamente cuando es una fuente fundamental de información al consumidor. Por todo lo anteriormente citado, proponen el retorno parcial de la publicidad a RTVE en las fórmulas que se consideren más adecuadas, y sin ampliar el tiempo que en la actualidad se le dedica a los cortes de autopromoción de la propia cadena y señalan, que ofrecen su leal colaboración para este objetivo. Asimismo, consideran que, de no aceptarse la propuesta, TVE está abocada, en un periodo mayor o menor de tiempo a su desaparición. La implantación de esta televisión en el imaginario colectivo ciudadano y su relevancia social es tan grande que no “debemos permitirnos llegar jamás a esta situación”.