SXSW 2017: Innovación, pluralidad y diálogo

1092

Una vez más, SXSW se ha reafirmado como punto de encuentro entre creatividad digital, las últimas tecnologías y Start Ups emergentes. En esta nueva ocasión, a través del dialogo y de la generación activa de ideas, expertos de áreas tan distintas como la salud, el entretenimiento e incluso la política, han mostrado la infinidad de posibilidades que nos depara el futuro.

Como viene siendo habitual, el festival se ha convertido en una plataforma abierta para la protesta activa. En este caso, las implicaciones políticas en el ecosistema tecnológico han capitalizado la mayor parte de las críticas. El acceso público a la información gubernamental, el impacto de las políticas de inmigración en las ciudades, el acceso de los coches autónomos a las carreteras o el futuro de los wearables han sido algunos de los temas más polémicos.

Otro punto a destacar ha sido la cada vez más presente pluralidad de opiniones como punto de partida para innovar. Encontrar puntos en común a través del dialogo entre agentes de sectores totalmente distintos y poner en contacto ideas y aprendizajes se ha convertido en un punto crucial para desarrollar nuevos procesos de innovación.

Tanto la movilidad como la conectividad han sido, sin duda, dos de los elementos que más han dado que hablar. Por un lado, la creciente necesidad de eliminar las fricciones diarias y desarrollar tecnologías basadas en la movilidad en áreas clásicas como la planificación urbanística y otras más emergentes como la ciberseguridad,  se han convertido en una necesidad implícita en el desarrollo de la sociedad y de las ciudades del futuro. Del mismo modo, todo apunta a que, así como el desarrollo personal y a nivel médico.  Aun así, por el momento, lo único que podemos sacar en claro es que estas medidas están llamadas a ser el motor de desarrollo para acabar con los problemas asociados al desplazamiento dentro y fuera de las ciudades y para mejorar la integración de las distintas comunidades que las forman.

Finalmente, cabe destacar el papel que ha desempeñado el storytelling y las herramientas para potenciarlo. Este año, esta faceta la hemos visto claramente explotada a través de contenidos en forma de películas, videojuegos o podcasts, entre otros, para desarrollar temas susceptibles de polémica. Las últimas tecnologías emergentes se han convertido en la cara visible de como las marcas han abrazado el futuro de la tecnología creando momentos más íntimos a través de dicho storytelling.

SXSW ha demostrado la viabilidad de innovar en una gran infinidad de territorios sin perder de vista el desarrollo humano y de la sociedad, convirtiéndose en una estupenda oportunidad para tomar el pulso a nuestra capacidad actual para resolver problemas de forma conjunta.