Una gráfica para reforzar la marca FADfest

300

Si han recibido algún newsletter del FADfest, o han participado en alguna de sus actividades, o simplemente si se han topado en la calle con alguna banderola, en el metro con algún Mupi, o en Facebook con algún post, no os habrá pasado desapercibida la nueva gráfica de la última edición del FADfest, creada por el estudio barcelonés Clase. El objetivo del cambio era revisar el branding y la comunicación de la marca FADfest para establecer una nueva base más sólida y visualmente reconocible para públicos más amplios, una identidad que bebiera de la del FAD y sumara a la misma.

La identidad del FADfest cuenta con algunos condicionantes que definen los objetivos del cambio: es un evento anual, y por lo tanto, no es fácil la retención de la marca por parte del gran público. Además no cuenta con un presupuesto de comunicación elevado, cosa que a su vez no ayuda a una difusión masiva del evento. Es por ello que la evolución ha sido hacia una identidad muy visual y fácil de retener y al mismo tiempo con una amplia capacidad de evolución año tras año.

El hecho de que FADfest no contenga la palabra diseño fue una de las claves para intentar reforzar la marca y hacerla comprensible para todos los públicos. Un baseline más descriptivo y asociado a su contenido  era imprescindible para garantizar su efectividad. El utilizado hasta entonces, The Festival of All Design, no se consideraba suficientemente claro, además de dejar fuera a una parte de las disciplinas que abarca el FAD: arquitectos, artesanos y artistas. Finalmente se optó por definir al festival como Festival de las Artes y del Diseño, un baseline que además lograba asociar identitariamente al FADfest con el FAD (Fomento de las Artes y del Diseño).