El XVIII Anuario de la creatividad: ocultamiento y deseo

78

Un bloque naranja que en nada desvela ser un libro. A simple vista, un contenedor hermético; en la mano, un libro flexible pintado por sus cuatro costados de naranja, que resulta ser la nueva edición del Anuario de la Creatividad Española, la decimoctava. La pieza, diseñada por el estudio madrileño Naranjo—Etxeberria, juega a la ocultación como fórmula para generar deseo.

“La figura visible busca la fama. La figura oculta obtiene reconocimiento y admiración. Este es el concepto que se ha plasmado en el Anuario de la Creatividad 2017”, comentan los fundadores y responsables del estudio Diego Etxebarria y Miguel Naranjo. En un primer vistazo, dicen, “el libro puede parecer solo un bloque naranja, pero en el momento que lo enfundamos en plástico sabemos que dentro se esconde lo mejor de la publicidad española”. Así, el disfraz cobra sentido. Y añaden: “Tanto es así que el libro, por primera vez, no lleva nada sellado en el lomo ni en la portada”.

En palabras de los diseñadores, esta edición oculta entre sus páginas detalles sutiles y casi imperceptibles que podrán descubrir aquellos que se decidan a abrirlo. “Incluso los retratos del jurado se han planteado bajo el concepto de la ocultación, mostrando la mínima esencia de los rasgos de cada uno de los profesionales del jurado”, afirman.

El XVIII Anuario de la Creatividad Publicitaria Española se compone de 261 piezas realizadas por 41 agencias para 78 anunciantes y seleccionadas de entre un total un millar de trabajos. El jurado de esta edición contó con 24 profesionales y estuvo presidido por Paco Conde.

La nueva edición del Anuario se presentó en el espacio Mini Hub, y se hizo dentro del primer Encuentro del Tercer Miércoles de la temporada, dedicado al diseño editorial. Junto a Naranjo—Etxeberria, intervenían en el encuentro Ena Cardenal de la Nuez y Tres Tipos Gráficos, quienes presentaron su Top 5 + 1 en diseño editorial: una selección de cinco proyectos destacables e inspiradores para ellos y finalizaron con un proyecto suyo.