Redes sociales y contenido efímero: ¿una moda o ha llegado para quedarse?

540

Debido al gran éxito que tuvo el I Foro Social Media celebrado el 20 de Abril 2017, La Publicidad ha reservado un espacio, llamado #40díasDeSocialMedia, donde los mejores profesionales de la materia muestran su punto de vista sobre las novedades del sector. Por ello, Manuel Sánchez, Digital Strategist de Weber Shandwick, nos habla sobre las RRSS y contenidos efímeros.

¿Recuerdas qué estabas comiendo el 24 de marzo de 2015? ¿Realmente es importante? En un mundo hiperconectado nos encontramos con que lo que a día de hoy es relevante deja de tener actualidad en unos días y por lo tanto pierde su valor. ¿Tiene sentido que se almacene toda esta información?

En los últimos años las redes sociales han vivido un proceso de cambio en el que han intervenido varios factores, si bien el principal cambio se ha producido en cómo los usuarios están utilizando cada una de las plataformas.

weber shandwickLa popularización de Snapchat como la plataforma más cool entre los adolescentes se debió entre otros factores a que revolucionaba la forma en la que se usa la red social con un modelo de contenido consumible durante solo unos segundos. Este modelo no pasó desapercibido para Facebook, por lo que intentó (sin éxito) comprar la compañía. Pero como no pudo hacerse con ella, la empresa de Mark Zuckerberg decidió al menos tomar ciertos aprendizajes que le permitieran hacer crecer a su “niña bonita”: Instagram.

Instagram, una red social que surgía para satisfacer a los amantes de la fotografía ha sufrido numerosos cambios desde que Facebook la adquiriese allá por 2012, pero el más revolucionario y que ha cambiado para siempre la forma en la que usamos las redes sociales ha sido la introducción de las Instagram Stories.

Estos pequeños clips, más cercanos y directos (y cuya finalidad es la de mostrar un momento y no tanto que permanezcan en el tiempo) son la solución perfecta para el problema del exceso de información además de permitir una conexión más directa y desenfadada, mostrando la cara más “del día a día” de las personas. Porque muchas de las imágenes que los usuarios suben en sus Stories se tratan de microhistorias del día a día, pensados para consumirse en el momento… pero nunca las subirían como en post en Instagram.

¿Qué hace especiales a los Stories?

  • Son efímeros y no buscan permanecer en el tiempo
  • No están orientados a la interacción: la única forma de reaccionar a ellos es a través de conversaciones privadas
  • Son divertidos y desenfadados: de ahí que se escriba sobre la imagen, se añadan filtros y emojis…

¿Han venido para quedarse?

Las Stories han venido para quedarse como formato, pero no quiere decir que todas las plataformas tengan que integrarlas. Tras el éxito inicial de las Instagram Stories, Facebook ha intentado “storificar” el resto de sus plataformas, añadiendo esta funcionalidad en WhatsApp y Facebook. Pero, por el momento, la aceptación que están teniendo estas plataformas es muy limitada por lo que todo apunta a que no van a terminar de calar como lo han hecho en Instagram.

Con el volumen de contenido audiovisual que se mueve hoy en día, podemos decir que las Stories o el contenido efímero ha venido para quedarse cambiando cómo usamos las redes sociales, pero no es un sustituto de los modelos de redes sociales “más tradicionales”, sino el complemento perfecto para una mejor experiencia de los usuarios.